¿Por qué creer en DIOS?

Muchos estudiantes universitarios en esta época tienen un conflicto acerca de su creencia y se les escucha decír a menudo; Estoy pasando por una crisis. Ya no sé siquiera si Dios existe. Hasta me pregunto si quiero seguir siendo cristiano.

Muchos estudiantes ya no tienen argumentos para hablar con sus compañeros y peor aun con sus docentes, porque ellos son calculadores y te dicen que “antes de hablarle de tu fe primero tienes que convencerme de que Dios existe”.

Casos como estos son comunes en un ambiente académico secular, donde la mayoría de los estudiantes y profesores cree que todo es relativo y que no hay evidencias suficientes en favor del cristianismo, la cuestión fundamental no es ¿Qué crees tú?, Si no ¿Por qué crees? Vale decir, ¿Hasta qué punto es razonable creer en Dios?

Desafortunadamente, muchos nunca han cuestionado las implicaciones de su descreimiento. A menudo, afirmaciones como la primera que he citado se deben a alguna desilusión con la religión organizada. Otras veces ese tipo de declaraciones revela que alguien quiere justificar un estilo de vida contrario a sus convicciones religiosas previas. Pueden ser también una expresión de alineamiento, una manera de decir: “No hay nadie en el universo entero que realmente se interese en mi’. Sin embargo, la mayoría de quienes se expresan así no se han tomado el trabajo de investigar las causas y las consecuencias de su agnosticismo.

Y muchos estudiantes y profesores desesperados por encontrar en la iglesia respuestas a estos profundos interrogantes; pero tal no es el caso. Hay, sin embargo, muchos que sienten un vacío en su vida y a veces lo expresan. Los que nos movemos en ambientes académicos tenemos la oportunidad de proveer respuestas que les ayuden a considerar el cristianismo como una opción razonable y atractiva.

A continuación presentamos un bosquejo del procedimiento para hacer pensar a los estudiantes y a quienes quieren encontrar razones lógicas para creer y confiar en Dios.

Argumentos Razonables

Primero: Establecer las Implicaciones de No Creer en Dios

Cuando alguien me dice que cree en la incredulidad, le sugiero que quizá no haya pensado seriamente en las consecuencias de esa afirmación. Le pido que me diga cuál es la velocidad de la luz. Puede ser que me mire con curiosidad y me conteste: “Unos 300.000 km por segundo”. Le recuerdo que eso significa que la luz recorre más de 25 mil millones de km por día. En base a esa cifra, le describo gráficamente la magnitud del universo. Los astrónomos dicen que podemos ver a una distancia de 10 a 15 mil millones de años luz en el espacio. Dentro de ese espacio se calcula que hay 10 mil millones de galaxias. En nuestra pequeña galaxia, con un diámetro de 100.000 años luz, existen 100 mil millones de estrellas.

Entonces le digo: “El universo es bastante grande, ¿verdad? El Planeta Tierra es sólo una partícula pequeñísima en un cosmos gigantesco”.

Luego le recuerdo que dentro de ese enorme universo hay un planeta habitado por más de 5 mil millones de seres humanos, de los cuales él es uno. Hay 5 mil millones que ni siquiera saben que él existe. Y añado: “Cincuenta años después de tu muerte, sólo un puñado de personas recordará que tú has existido”.

Después le digo: “Al declarar tu incredulidad, aceptas el hecho de que has venido de la nada y vas a la nada. Que tu vida no tiene significado más allá de los pocos años que te toque vivir. Que te resignas a la idea de que dentro de un período relativamente breve después de tu muerte, la mayoría de la gente te habrá olvidado. Y que todo eso no te importa porque, de todos modos, tú no eres más que un poco de polvo animado que se mueve en un universo enorme y sin sentido”.

La mayoría responde: “La verdad es que nunca me había detenido a pensar en todo eso”.

Segundo: Establecer la Posibilidad de la Existencia de Dios

Luego le pregunto a mi interlocutor si está dispuesto a hacer una apuesta (se llama la Apuesta de Pascal). “Admites que hay un 50% de posibilidad de que Dios exista?” Como nadie puede probar que Dios no existe, de ahí el cálculo. Si hay por lo menos un 50% de posibilidad de que Dios existe, ninguna persona razonable viola la lógica cuando elige una de las dos opciones. Entonces la decisión de escoger una u otra se basa en nuestro deseo de alcanzar el máximo de felicidad. “Si Dios existe — concluyo diciéndole.—, conviene mucho más creer en él que no creer, porque ha prometido a quienes creen en él una existencia eterna y feliz. Y si Dios no existe, el creer en él no nos deparará un destino peor del de quienes han decidido no creer. Por eso el creer en Dios es la decisión más prudente.

Tercero: Establecer Más Razones para Creer en Dios

Luego menciono brevemente los cuatro argumentos filosóficos tradicionales sobre la existencia de Dios.

A. El Argumento Ontológico. Existe algo o alguien que es lo mayor que la mente humana puede concebir. Dios es el mayor Ser que podemos concebir mentalmente.

B. El Argumento Cosmológico. Todo lo que existe tiene una causa. Algo existe; por lo tanto, hay una Causa Primera. Tomás de Aquino decía que todo lo que está en movimiento es impulsado por algo y que nada puede autogenerarse. Leibniz aludió a este argumento cuando se preguntaba a qué se debe que exista algo en vez de nada.

C. El Argumento Teleológico. Este argumento se basa en el orden que se observa en el universo. Todo producto es el resultado de un productor. La magnífica estructura del microcosmos y el macrocosmos testifica de la existencia del Diseñador Divino.

D. El Argumento Moral. En el mundo observamos una gradación de valores: hay siempre algo o alguien mejor, más noble, más verdadero, más puro. Puesto que podemos concebir la perfección moral absoluta, debe haber algo o alguien en quien se encarne esa cualidad. Ese Alguien es Dios.

Cuarto: Mostrar Cómo se Revela Dios a los Seres Humanos

Una vez que se acepta la validez de estos argumentos, es posible avanzar. Puesto que Dios personifica el bien absoluto, es razonable pensar que se comunica con nosotros, sus criaturas. Y lo hace de dos maneras:

A. Mediante la revelación natural. El Salmo 19:1 dice: ‘Los cielos cuentan la gloria de Dios”. Dios se revela a sí mismo a través de la naturaleza. En Romanos 1:

19-20, Pablo declara que en cada época de la historia Dios se ha manifestado a los seres humanos en el mundo natural. Sin embargo, Dios trasciende la naturaleza que él mismo ha creado.

B. Mediante la revelación sobrenatural. En Hebreos 1:1 se nos dice que Dios se reveló a sí mismo a un pueblo particular, en un período histórico específico y dentro de un contexto cultural determinado. Esa revelación histórica al pueblo de Israel culminó con la primera venida Cristo.

Una vez que queda establecida la posibilidad de la comunicación de Dios con los seres humanos, dedico tiempo a presentar otros temas importantes: la autenticidad de la Biblia como documento confiable, el verdadero significado del cristianismo y sus principios, la historicidad de Cristo, el preciso cumplimiento de las profecías que anunciaban su venida a este mundo, y los argumentos que confirman la realidad de su resurrección. Cada uno de estos temas requiere evidencias y argumentos específicos. Por razones de espacio sólo resumiré algunos de ellos a continuación.

Revelación e Historia

Es posible inspirar confianza en la veracidad de las Escrituras repasando brevemente la historia de la Biblia. Menciono, entre otras cosas, el hecho de que este libro fue escrito a lo largo de 1.500 años por 40 autores que tenían diversos tipos de educación y una gran variedad de ocupaciones. Vivían en tres continentes diferentes y escribieron en tres idiomas: hebreo, arameo y griego. Subrayo que a pesar de esa diversidad de orígenes y de la variedad de tópicos que trata, la Biblia entera presenta una admirable unidad en su temática y su enfoque. Josh McDowell ha observado con agudeza que hoy día resulta difícil lograr que diez personas que escriben sobre un mismo tema en una misma época estén de acuerdo. Sin embargo, en la Biblia nos encontramos con el caso extraordinario de que 40 autores, escribiendo en un período de quince siglos, en diversos idiomas, presentan una notable unidad.

Luego me refiero al descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto en 1948. Explico cómo este hallazgo ha confirmado nuestra confianza en la Biblia. Al descifrar estos manuscritos de las Escrituras, escondidos durante 1.900 años, se ha observado que su contenido es esencialmente el mismo que nosotros leemos ahora en traducción. Para los judíos, las Escrituras eran un documento sagrado que contenía las palabras textuales de Dios. Por eso las copiaban con precisión y cuidado. Una vez que se establece la autenticidad de la Biblia como documento histórico, es mas fácil demostrar la historicidad del cristianismo.

Clark Pinnock, profesor en la Universidad McMaster~ afirma que el cristianismo está firmemente anclado en la historia: “Los hechos en que se basa la fe cristiana no son de tipo religioso. Son datos históricos concretos y confiables”. Y agrega que nadie tiene derecho a descartarlos meramente porque rechaza, a priori, la existencia de Dios, la posibilidad de los milagros o la historicidad de la resurrección de Cristo. La tarea del historiador auténtico no consiste en redactar la historia en base a supuestos, sino en examinar, exponer e interpretar con objetividad las evidencias.

Con estos argumentos podemos sustentar la existencia real de Cristo y aun existen mas posibilidades, pero a cada uno de nosotros nos toca afrontar nuestra fe como DIOS quiere, en ningún momento un cristiano debe sentirse y sentir vergüenza de nuestras creencias porque están sustentadas en la verdad, es verdad que dentro de nuestra cosmovisión vemos la confrontación de dos fuerzas reales el bien y el mal y de ahí reconozcamos de que lado estamos como individuos ya que nosotros si tenemos varios sustentos para creer y como base para nuestra fe es Cristo tal como el salió victorioso también a nosotros nos toca salir victoriosos.

 

JESUS POR MARÍA

Biblia OnLine:

http://www.lasantabiblia.com.ar/

Rosario Virtual:

http://www.santorosario.lasantabiblia.com.ar/

Litúrgia y Santoral del día:
https://www.facebook.com/pages/LaSantaBibliacomar/116606195043508

Twitter: @santabiblia

CATOLICA APOSTÓLICA ROMANA

Anuncios

Acerca de Patricio Benitez
JESUS POR MARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: