El vendedor mentiroso

 

Los buenos  vendedores son campeones de la constancia y se distinguen por su actitud  positiva.

Pero hay una  cualidad que es la más importante en un vendedor – aclaro de paso que todos  somos vendedores -, y esa cualidad es la honestidad.

Sin ella todo éxito  es pasajero porque nada bueno se puede cosechar con el engaño, el robo y la  falta de honradez.

Hay una historia  china que viene al caso y es oportuna para aquellos que confunden los verbos  vender y engañar:

En el Reino de Chu  vivía un hombre que vendía lanzas y escudos en las plazas de los pueblos.

“Mis lanzas son tan  agudas que no hay nada que no puedan penetrar. Mis escudos son tan sólidos, -se  jactaba-, que nada puede traspasarlos”.

¿Qué pasa si una de  tus lanzas choca con uno de tus escudos?, le preguntó alguien.

El hombre se quedó   mudo, no pudo replicar nada y tuvo que recoger su mercancía al quedarse   completamente solo

Anuncios

Acerca de Patricio Benitez
JESUS POR MARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: