Las entrada y los tuneles del Infierno

Las entrada y los tuneles del Infierno Extracto del libro ¿Crees que el Infierno existe?

Categoría de nivel principal o raíz: Instituto Católico de Estudios Pneumatológicos A.C. Categoría: Demonología Createdo: 11 Junio 2013 Visto: 8
(Extracto del Libro de Revelaciones del Infierno ¿Crees que el Infierno Existe?)
Las entradas y los túneles del Infierno.
El Infierno tiene 10* accesos revelados hasta hoy, distribuidos en partes estratégicas del cuerpo del Infierno, una en cada pie, una en cada mano, una en el corazón y otra en la boca que llamaremos la quijada del Infierno, una en el cerebro y otra a la altura del ombligo; estas entradas tienen
forma de CONOS O EMBUDOS semejantes a los torbellinos o tornados como los que con frecuencia se forman en la superficie de la Tierra; solo que éstos son espirituales y están permanentemente girando. Los demonios utilizan estos conos para entrar y salir del Infierno; pero para poder entrar, los demonios tienen que elevarse hasta la boca superior del cono o embudo e ingresar a través de esta
abertura incorporándose en el torbellino y finalmente saliendo por el otro extremo que desemboca en el interior del cuerpo del Infierno.
En el interior del cuerpo del Infierno hay una serie de túneles que intercomunican a las cámaras o cuevas o
fosas que fueron construidas y adaptadas por Lucifer, Satanás y sus huestes.
Yo, María de la Cruz con la Inspiración del Espíritu Santo de Dios Padre, quiero comenzar escribiendo esto:
Cuando Jesús me empezó a llevar al Cielo y al Infierno, yo sentía un miedo terrible, una angustia de conocer lo desconocido, lloro cada vez que me lleva al Infierno; pues quiero que sepan hermanos en Jesucristo nuestro Señor que mi esposo y yo somos cristianos, católicos y apostólicos y pertenecemos a la gran Iglesia de Abba Padre, de mi gran Madre María Santísima, de mi Señor Jesucristo, en ellos creemos, confiamos, tenemos fe y los amamos con todo nuestro corazón, a los Cielos nos entregamos en cuerpo, alma y espíritu, estamos dispuestos a darlo todo a nuestro Dueño y Señor de los Cielos y todo para la Gloria de Dios Padre Yavé, Amén, Amén, Amén.
Dice Jesús:
María de la Cruz, buenos días, quien viene a ti, vuestro Señor Jesucristo, para revelarte lo que es importante para el mundo, Mi pequeña. Desde hace años he estado preparando a los Santos para Mi segunda venida a la Tierra, he de venir a poner orden y para expulsar a Satanás a los avernos, mil años será castigado, pues bien sabe que Dios es el dueño de todo lo creado, y ese es su enojo, pues quiere acabar con ello, con toda la Creación; pero jamás Mi Padre lo permitirá; vendré también a restaurar la Tierra con todo Mi Poder y con la Justicia Divina.
Hoy también Mi pequeña, vengo a ti por medio del Espíritu Santo, vengo por tu espíritu, pues he de revelarte otros lugares del Infierno.
-Sí mi Señor, cuando Tú dispongas mi Jesús, estoy lista.
“Quiero insistir en algo Mi niña, que sepa el mundo que la finalidad de darles a conocer que el Infierno existe y que su Jesús, quien murió en la Cruz para Redimirles le habla al
mundo, porque QUIERO RESCATAR A TODOS MIS HIJOS PERDIDOS DE LAS TINIEBLAS, AHORA.”
Jesús me toma de la mano y yo veo cómo mi espíritu sale de mi cuerpo para ir con mi Señor Jesucristo, es tan maravilloso, me lleno de gozo, de alegría por estar con Él, Jesús está rodeado de una Luz incomparable, fuimos elevados por medio del Espíritu Santo aún más alto que otras veces, al cielo arriba de las nubes, como pedazos de algodones blancos, suaves, desde las alturas del cielo puedo observar la Tierra; de pronto Jesús me vuelve a mostrar los conos que giran y giran en los puntos de las entradas del Infierno, el que está en el centro de la Tierra es más grande, Jesús me dice:
Ahora vamos a entrar a éste cono.
Y con gran movimiento brusco entramos pues; los conos son como los túneles obscuros horribles, fuimos bajando, Jesús me abraza con mucho Amor, protegiéndome de cualquier enemigo que se presentara, pues Él es un gran protector de todos Sus hijos se los puedo asegurar, también empecé a percibir un olor horrible a azufre más fuerte todavía que otras veces, Jesús me dice:
No te asustes, llegamos a otro lugar del Infierno, ahora te mostrare este espacio.
Jesús con su Luz me muestra las paredes en donde hay demonios y almas pegadas en esas paredes, los cuales gritaban palabras obscenas, maldiciendo y renegando por no poderse despegar, aunque curiosamente se podían mover, Jesús me dice:
Estas son las almas que en vida maldijeron a Dios y a su prójimo, así que sus tormentos son éstos.
Los gritos eran cada vez más fuertes así como los lamentos de las almas, también despedían fuertes olores tan insoportables que me daban asco y ganas de vomitar, las almas tienen la forma cómo fue su cuerpo en vida y los demonios son formas obscuras, con olor a azufre; de pronto Jesús me cubre con su capa, y me dice:
También te cubro en este momento con Mi Sangre.
y veo en este momento cómo su Sangre forma una barrera infranqueable, poderosísima, pues nadie puede traspasarla, ni ver a través de su Sangre hermosa, y me dice:
He hecho esto porque se acerca el enemigo, el innombrable, así él no nos podrá ver por el momento, pues Satanás también se vuelve invisible dentro de todos los túneles, pero verás un humo obscuro, que se desprende del demonio porque él lleva consigo las llamas del Infierno.
De pronto, al seguir caminando por el túnel por donde me lleva Jesús, se ven muchas bolas de humo negro, yo le pregunto a Jesús:
-¿Señor que son esas bolas de humo?, Jesús me contesta:
Estas son las huestes que Satanás vomitará pues han sido preparadas para salir a la Tierra, para hacer pecar a Mis hijos, y solo esperan una orden de él. María de la Cruz, pon mucha atención con tus sentidos, en lo que verás, sentirás, oirás, olerás, menos tocar,
-Sí mi Señor Jesús, le respondí.
Entonces empecé a sentir un aire que corría por el túnel, con un olor fétido de carne podrida y quemada, también se podía oír como si el aire se lamentara y gritara de dolor, también en ese aire se podía sentir; el dolor de las almas que sufren en ese lugar tan terrible, Jesús me dice:
“Este es el Infierno, dolor, llanto, gritos, desesperación, angustia, tristeza, tormento”
Seguimos caminando hasta llegar a los lugares en donde las almas están siendo atormentadas en éste momento y como mi Jesús dijo, hay llanto, dolor, gritos de las almas desesperadas que imploran a Jesús su perdón, pero Jesús les dice:
Ya es muy tarde.
Nos acercamos a un alma a la cual se le caían las carnes de su cuerpo en pedazos, y que a gritos desesperados suplicaba Misericordia a Jesús; pero Jesús le respondió:
Ya no puedo ayudarte, pues has sido juzgada con Justicia, te pedí, te rogué, te supliqué una y otra vez que atendieras a Mi llamado, de muchas formas te lo hice saber y tu sordo, mudo, ciego, no quisiste oír, ni obedecer, ni seguirme, pues has encontrado tu casa eterna, lo siento.
Vi como Jesús empezó a llorar en este mismo momento y empecé a sentir el dolor de Su Corazón, tan fuerte, que yo misma me doble de dolor y lloré junto con Él.
Dice Jesús:
Estos son los túneles que te llevan a todos los sentidos del cuerpo, ahora las almas reciben con tristeza los tormentos que se han ganado según sus pecados.
-Señor Jesús -le dije-, te suplico mi Señor que me digas ¿por ventura tuya, dime si existe alguna manera para que estas almas dejen de sufrir?, Por piedad, ten misericordia de ellas, te lo suplico Señor.
Jesús me dice:
No Mi pequeña, así vivirán toda una eternidad.
-Señor, cuando menos dime, ¿podrías mitigar su dolor, su llanto?, Jesús me contesta:
No hija Mía, no se puede hacer nada ya; por esta misma razón quiero que Mis hijos del mundo dejen de pecar, quiero evitarles a todos su condenación, quiero SALVARLOS a todos para llevarlos a Mi Cielo, a la Casa de Mi Padre y a gozar del Amor de Mi Madre, por eso María de la Cruz, te he escogido a ti y a José, para que el mundo sepa que EL INFIERNO EXISTE y EL CIELO TAMBIÉN, todo esto para la SALVACION DE SUS ALMAS, pues también con ésta revelación, ADVIERTO A TODOS LOS HOMBRES, para que después no digan, ¡yo nunca lo supe!,! nadie me lo dijo!. “LOS QUIERO SALVOS HIJOS MIOS, LOS QUIERO A TODOS ALREDEDOR DEL TRONO DE MI PADRE, PUES TODAVIA LOS AMO HASTA EL EXTREMO”.
Hermanos todos, María de la Cruz y José, los invitamos a reconciliarse con Nuestro Señor Jesucristo, pues tomen muy en cuenta que nadie, pero nadie va al Padre si no es a través de Nuestro Señor Jesucristo, vámonos todos al Cielo hermanos a gozar de la Gloria del Señor, nadie se ha arrepentido estando en la Casa de Dios Padre, porque todo es gozo, armonía, paz; ahí no hay sufrimiento hermanos, se los aseguro. Amén, Amén, Amén.

*Hermanitos en Cristo, ahora sabemos por Revelación Divina que el número total de puertas del Infierno son 13 , hasta el 2010 había 10 puertas abiertas; pero el 11 del 11 del 2011 a las 11:11:11 se abrió la Onceava puerta por la cual salieron miles y miles de demonios. El 12 del 12 del 2012 a las 12:12:12 se abrirá la Doceava puerta del Infierno a través de la cual saldrán mas demonios que serán los que ayudarán a la Bestia y el en el 2013 se abrirá la treceava puerta.

Anuncios

Acerca de Patricio Benitez
JESUS POR MARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: