¿Qué Hacer con los Niños que muestran Indicios de Atracción por el Mismo Sexo?

Casos difíciles para reflexionar y actuar con cautela.

El lobby gay y psicólogos admiradores de éstos, se han dedicado a propagandear que se nace gay y que no es posible volver atrás. Y hay algunos padres que irreflexivamente han aceptado este dato como si fuera cierto, cuando no es sostenible científicamente.

ropa_ninos_hm_otono_2012

Una gran cantidad de investigaciones, y sobre todo testimonios de personas que cambiaron su orientación sexual de gay a heterosexuales, desmienten la propaganda. Y sobre todo, nadie ha podido encontrar la existencia de un gen gay.

La cultura que reciben los niños es pro homosexual, desde la escuela a los medios de comunicación, por eso es razonable pensar que en medio de la confusión que experimentan los niños, algunos sientan que sumarse a la tendencia de atracción por el mismo sexo les resuelve una serie de problemas.
Estos niños, mientras que sus amigos parecen obsesionados con las chicas, ellos están experimentando sentimientos de atracción hacia los chicos. Se encuentran fantaseando con estar cerca – muy cerca – a un maestro o a un tipo macho en su escuela. Buscan algo más, pero no son una niña.
La cultura – maestros de escuela, el lobby gay – están diciendo que todo esto es una señal de que se nace gay. Es posible que alguien lo acepte, entendiendo que no hay nada que se pueda hacer para cambiarlo. Así es como Dios lo hizo.
 
Ante un caso así los padres tienen dos opciones: legitimar eso que incipientemente pueden sentir algunos niños y alentarlos a seguir por ese camino, o la otra opción, aconsejarles que esperen, mediten, antes de salir a probar, y sobre todo no crear el escenario para que lo hagan.
varon desfilando vestido de niña

CAMPOS DE EXPERIMENTACIÓN DE LA TRANSEXUALIDAD PARA NIÑOS PEQUEÑOS

Hay padres que juegan con fuego. En los últimos tres años, la fotógrafa Lindsay Morris ha estado documentando un campamento de cuatro días para los niños no conformes de género y sus padres, en EE.UU., donde son llevados a experimentar el sexo opuesto.
Esto equivale ya ponerlos en el camino de probar la homosexualidad. Estos campos son privados, confidenciales, hay varios de ellos, y se accede por contactos.
La descripción del campamento se acerca a la dada en en Boston Globe, donde los campistas y visitantes firman un acuerdo de confidencialidad.

El campamento de niños ofrece clases de maquillaje, adornos de flores para el cabello, y un concurso de belleza.

Es un campamento familiar de fin de semana que atiende a “niños no conformes con el género y transgénero biológicos”, según la fotógrafa Lindsay Morris.

“[Los niños] no tienen que mirar por encima de sus hombros, y pueden bajar la guardia. Hay cuatro días en que nada de eso importa, y están rodeados de familiares que los apoyan, dijo Morris en Slate.
“Algunos practican el talento que muestran durante todo el año, y otros crean sus propios vestidos con sus madres o amigos de la familia, agregó Morris.
“El foco y el entusiasmo es realmente bastante increíble. También, puede ser muy emocionante para los padres, especialmente para las familias que son nuevos en el campo y están experimentando este tipo de aceptación de grupo por primera vez”

RIESGO DE BLOQUEO

Ella alaba el campo como
“un refugio temporal donde los niños variantes de género pueden expresar libremente sus interpretaciones de la feminidad junto a sus padres y hermanos.
Pero muchos no están de acuerdo, diciendo que el campo podría incluso estar obligando a estos niños a ir por un camino no natural.

“Hay un riesgo de bloqueo de los niños en un curso de la vida, que, si se hubieran dejado desarrollarse naturalmente, habrían superado”, advirtió Peter Sprigg, miembro distinguido de Estudios Políticos en el Consejo de Investigación de la Familia en Washington DC.

Sprigg ha argumentado que enseñar a los niños que tienen que identificarse con su “orientación sexual” o “identidad sexual” podría “bloquearlos” en una fase.
“Habrá niños que están pasando por períodos naturales de confusión y experimentación de su sexualidad y de repente usted tiene a adultos que les dicen que esto significa que eres gay, naciste gay, nunca vas a cambiar“.
 
El citó Proverbios 22:6, que advierte a los padres de formar bien a los niños, porque desarrollan su carácter desde su juventud. Si los padres insisten en que el deseo declarado de un niño es “ser una chica”, y le tratan como una muchacha,

“corren el riesgo de ponerlo en un camino, y encerrarlo en una identidad transgénero cuando eso puede no haber sido el natural curso de su vida en absoluto

Sprigg sugiere, los padres deben educar a sus hijos de acuerdo con su sexo biológico, hasta que tengan la edad suficiente para elegir con certeza.
En la sociedad actual, es cada vez más fácil hacerlo de una manera que no requieran la conformidad con estereotipos de género estrechos”, explicó, indicando que es aceptable para las niñas practicar deportes y los niños a aprender ballet.
NIÑOS GAY

LOS NIÑOS PEQUEÑOS RESPONDEN MEJOR A LAS TERAPIAS DE ACEPTACIÓN DE SU SEXO BIOLÓGICO

El Dr. Kenneth Zucker, presidente de la American Psychiatric Association subcomité sobre los trastornos de identidad de género, parece estar de acuerdo con Spriggs en ese punto. Zucker dijo que él cree que permitir a los niños actuar su confusión de género puede tener efectos nocivos duraderos.

“Creo que cuando la gente… etiqueta a un niño como transgénero, es como que tiene la connotación de la inmutabilidad”, dijo Zucker

No creo que la disforia de género sea algo que sólo va a responder al tratamiento biomédico. La verdadera pregunta es, ¿cuándo el deseo de ser del otro sexo se queda encerrado o fijado? “
 
Según Zucker, los niños pequeños que experimentan confusión de género pueden responder mejor a las terapias que les ayudan a aceptar su sexo biológico.
 
“Con los niños pequeños, creo que hay mucha más flexibilidad”, dijo.
 
“A menudo, la disforia de género remite, por cualquier razón. Estos niños no crecen queriendo ser del otro género. Las personas deben ser conscientes de que hay otras trayectorias de desarrollo.

NO HAY PRUEBAS DE QUE SE NACE GAY, MÁS BIEN HAY PRUEBAS QUE LO CONTRADICEN

Por eso, en una situación en que un niño presenta indicios de atracción por el mismo sexo, antes de actuar, es necesario tomarse el tiempo para mirar los hechos.

Quizás el padre se haya oído la afirmación de que la ciencia ha descubierto un “gen gay”. Esto no es cierto. 

A pesar de un montón de investigaciones, ningún científico ha encontrado nada parecido a un gen gay.

El jefe del proyecto del genoma humano dice que han buscado y no lo hay.

Otros estudios ofrecen pruebas concluyentes que la gente no “nace” de esa manera. Si la atracción homosexual fuera genética o causada por alguna otra influencia pre-natal, a continuación, los gemelos idénticos siempre tendrían el mismo patrón de atracción sexual.
Esto no se ha hallado sino lo contrario, lo que significa que la atracción al mismo sexo no puede ser genética y así que no importa lo que está sintiendo hoy o cuan joven fue la primera vez que se sintió diferente, no nació de esa manera.
Los que han estudiado los orígenes de la atracción del mismo sexo no creen que haya una sola causa, sino que hay una serie de caminos que conducen a estos sentimientos.
 
Muchas personas que experimentan atracción homosexual en la adolescencia fueron víctimas de abuso sexual o explotación sexual por adultos como por otros niños.
 
Más del 40% de las personas que se auto-identifican como “gay”, dicen que fueron víctimas cuando niños.
Por lo que tener relaciones sexuales con otro hombre no cura la herida. Algunas de las víctimas estaban tan necesitadas del afecto de personas del mismo sexo que sintieron que el abuso fue una experiencia positiva, porque era mejor que sus otras experiencias.
Ellos pueden creer que desde que han experimentado placer eso significa que eran “gay”. No es así. Sólo significa que su cuerpo trabaja.
Utilizar a un niño como un objeto sexual nunca es bueno para el niño. Muchos hombres con atracción al mismo sexo no se identifican adecuadamente con sus padres o con otros chicos a principios de la niñez. Se sentían diferentes.
Tal vez se identificaban con sus madres o sus compañeras mujeres de juego, tal vez tenían miedo al juego brusco, tal vez carecían de capacidad atlética, tal vez estaban interesados en el arte, la música, o perseguir la tranquilidad.
Esto puede dejar una sensación de un niño alejado del mundo masculino y del anhelo de la masculinidad. Estos chicos no necesitan tener relaciones sexuales con un hombre, tienen que encontrar su propia masculinidad.
Tal vez el niño de este caso no se ajustaba a estos estereotipos. Tal vez fuera objeto de burlas o incluso etiquetado como “gay”, pero eso era una mentira.

Los hombres de verdad vienen en todas formas y tamaños, con todo tipo de intereses y diferentes niveles de habilidades. Ninguna de estas experiencias le hace inmutablemente “gay”. Sólo tiene que encontrar su propia identidad masculina.

MARCHA DEL ORGULLO GAY

LOS PROBLEMAS DE LA VIDA GAY

Hay otras razones por las que un niño no debe “salir a probar” ni los padres deben incentivar que salga.
 
Aunque pueda pensar que la salida es entrar en una relación amorosa comprometida con una persona que realmente se adapte a sus necesidades, con demasiada frecuencia esto significa caer en una relación temporal que, cuando se disuelve, le deja más devastado y se siente más perdido de lo que estaba antes.
Puede estar buscando seguridad, pero los hombres que tienen sexo con hombres terminan pasando de una relación a otra – con toda la angustia correspondiente o cayendo en un patrón de relaciones de corto plazo –; y el corto plazo puede ser una hora o dos.

Algunos muchachos adolescentes caen en la prostitución, con todos los riesgos de violencia, enfermedad y vergüenza que implica.

La enfermedad es un problema real para los varones adolescentes que salen a probar.
Se puede prometer que nunca será tan estúpido como para no usar un condón, pero la investigación muestra que muy pocos hombres que tienen sexo con hombres mantienen esta promesa.
Ellos sufren de fatiga del condón. Tienen relaciones sexuales cuando están borrachos o drogados. Ellos creen a la pareja que les dice que es VIH negativo, olvidando otras infecciones de transmisión sexual que ni siquiera sabe que está llevando o que en el calor de la pasión los hombres a menudo mienten.
El mayor riesgo de un joven es cuando empieza a tener relaciones sexuales con hombres mayores; el riesgo es convertirse en VIH positivo.
La enfermedad no es el único riesgo para la salud. Las personas con atracción hacia el mismo sexo son más propensas a tener problemas con las drogas y el alcohol.
 
En particular, el uso de crystal meth es un problema real para la comunidad y los resultados son devastadores. No sólo el cristal meth conduce a problemas físicos y mentales, sino que también hace que el usuario piense que es invulnerable y por lo tanto no necesita un condón. Esto está conduciendo a un aumento de las infecciones VIH.
 
El sexo es adictivo. Una vez que comienza a tener relaciones sexuales con hombres, no podrá ser capaz de detenerse. Es posible que haya programado su cerebro para esta actividad en particular.

La buena noticia es que los estudios muestran que la mayoría de los que piensan que son “gay” en sus primeros años de adolescencia descubren a los 20 años que no lo son. Sólo lo creen.

Tal vez eso le pase de forma espontánea, tal vez descubrirá por asesoramiento de donde llegaron sus sentimientos. Sería una pena que antes de que sucediera esto, se convirtiera en un adicto al sexo o a las metanfetamina o se infecte con una enfermedad incurable.

Los niños y jóvenes tienen una opción. Pueden explorar los orígenes de sus sentimientos. Pueden obtener ayuda para descubrir su sexualidad.

Y por eso hay que aconsejarles que pueden esperar. Y esto va especialmente para los padres que llevan a los niños a los campos de experimentación del otro sexo, o a los que aún sin hacerlo, tratan al niño como si fuera del otro sexo del que nació.

La cuarta puerta del Infierno es el pecado de impureza

La cuarta puerta del Infierno es el pecado de impureza; ésta es la puerta por la cual entra mayor número de pecadores.
 
   Los impúdicos consideran que Dios tendrá piedad de este pecado, porque sabe que somos de carne. ¡Y qué! ¿Dios tiene compasión de este pecado? Más se lee en la Escritura que por este pecado envió Dios sobre la Tierra las más espantosas catástrofes. Observa San Jerónimo que leemos haberse Dios arrepentido de haber criado al hombre, en especial por el pecado de la carne. (Gen., 6.). Dios no ha castigado pecado alguno, ni aun sobre la Tierra, con tanto rigor como el de la impureza, dice Eusebio. (Ep. Ad Dam.) En castigo de este pecado hizo caer fuego del cielo sobre cinco ciudades, y permitió que pereciesen en las llamas todos sus habitantes. Por causa de este pecado, principalmente, el diluvio universal destruyó todo el género humano, a excepción de la familia de Noé. Este es un vicio que ya castiga Dios a menudo en este mundo de una manera terrible.
 
   Ya que tú has querido olvidarme, dice el Señor, y me has abandonado por un miserable placer, quiero que aun en esta vida sufras la pena de tus crímenes.
 
   Dios ¿tiene compasión de este pecado?
 
   Atended que este delito es el que arrastra mayor número de almas al Infierno. 
 
   Asegura San Remigio que la mayor parte de los condenados lo son por causa de este pecado. Del mismo sentir es el P. Señeri, siguiendo a San Bernardo (T. 4, Serm. 21), y s San Isidoro (L. 2, sent., c. 39). Santo Tomás dice que este pecado es muy agradable al demonio, porque, el que cae en este muladar del Infierno, queda pegado en él y no puede casi levantarse.

 
   Este vicio quita hasta la luz, y el pecador queda tan ciego, que casi llega a olvidarse de Dios, dice San Lorenzo Justiniano. (De lib. vit., Os., v, 4.)
 
   Desconoce a Dios, no obedece ya ni a Dios ni a la razón; sólo obedece a la voz de los sentidos, que le arrastra a obrar como un bruto.
 
   Casi siempre los hábitos criminales se conservan hasta la muerte. Hállanse hombres de edad madura, viejos decrépitos, que tienen los mismos pensamientos y cometen los mismos pecados que cometían en su juventud. Así es cómo sus faltas se multiplican, y vienen á ser innumerables.   Preguntad a este desdichado cuántas veces ha consentido en los malos pensamientos, y os contestará: ¿quién puede acordarse de ellos? Más si vos no sabéis el número de vuestros pecados, ya los sabe Dios, y no ignoráis vosotros que un solo pecado de mal pensamiento basta para precipitaros en el Infierno. ¿Qué será, pues, por tantas torpezas en las que se están revolcando estos desgraciados, como animales inmundos? ¡Oh espantoso pecado, cuántas almas precipitas en los Infiernos!
 
   Mas, Padre mío, ¿cómo hacerlo para resistir a tantas tentaciones? ¡Ah, yo soy muy débil!—Si sois débil, ¿por qué no os encomendáis a Dios y a la Santísima Virgen, que es la Madre de la pureza? ¿Para qué exponeros a las tentaciones?
   ¿Por qué no mortificáis vuestros ojos? ¿Por qué miráis objetos que excitan las tentaciones? ¿Por qué os abandonáis sin reserva al mal y a todas sus consecuencias, pues que la impureza conduce con frecuencia a otros pecados, como son los odios, los robos, y, sobre todo, las confesiones y las comuniones sacrílegas, o por efecto de reticencias o por defecto de contrición?
 
   Si sois culpable de este pecado, no quiero arrancaros toda esperanza: salid, empero luego, de este estado infernal, ahora que Dios os ilumina y os tiende la mano para ayudaros. Huid desde este momento de las ocasiones: sin esto, todo está perdido; los juramentos, las lágrimas, los propósitos, no sirven de nada.  Quitad las ocasiones; encomendaos en seguida a Dios y a María, que es la Madre de la pureza. Cuando seáis tentados, no os entretengáis con la tentación: nombrad, invocad al instante a Jesús y a María. Sus Nombres sagrados ahuyentan el demonio, y apagan estos ardores infernales. Si el demonio no cesa de tentaros, continuad invocando a Jesús y a María, y a buen seguro que no sucumbiréis. Para arrancar de raíz este hábito. Haced alguna práctica especial de piedad dirigida a María, rogadle con confianza. Por la mañana, al levantaros, rezad con fervor la oración angélica en honor de su pureza; haced lo propio al acostaros, y, sobre todo, penetraos bien de esta verdad: que si rehusáis actualmente la gracia de Dios y os obstináis en vuestro pecado, tal vez ¡ay! no os corregiréis de él jamás.
 
(Acto de dolor.)
A %d blogueros les gusta esto: