El padre bueno y el buen padre

Padres buenos hay muchos, buenos padres hay pocos. No creo que haya cosa más difícil que ser un buen padre. En cambio no es difícil ser un padre bueno. Un corazón blando basta para ser un padre bueno; en cambio la voluntad más fuerte y la cabeza más clara son todavía poco para ser un buen padre.

El padre bueno quiere sin pensar, el buen padre piensa para querer. El buen padre dice que sí cuando es sí, y no cuando es no; el padre bueno sólo sabe decir que sí. El padre bueno hace del niño un pequeño dios que acaba en un pequeño demonio. El buen padre no hace ídolos; vive la presencia del único Dios.

El buen padre echa a volar la fantasía de su hijo dejándole crear un aeroplano con dos maderas viejas. El padre bueno amanteca la voluntad de su hijo ahorrándole esfuerzos y responsabilidades.

El buen padre templa el carácter del hijo llevándolo por el camino del deber y del trabajo. Y así, el padre bueno llega a la vejez decepcionado y tardíamente arrepentido, mientras el buen padre crece en años respetado, querido, y a la larga, comprendido.

Anuncios

El Santuario de Padre Pío

Padre Pio

Nacida en el siglo XI en el camino  que llevaba a los peregrinos hacia la gruta del Arcángel Miguel, San Giovanni Rotondo, en Apulia es conocida en todo el mundo como la ciudad en la que vivió y trabajó el Padre Pío de Pietrelcina  venerado fraile de los milagros, convertido en santo en el 2002. Fue precisamente él el fundador del santuario adyacente a la antigua iglesia conventual de Santa María de las Gracias, al lado de la cual surge hoy un segundo, gran santuario, inaugurado el 1 de junio de 2004 y proyectado por el famoso arquitecto Renzo Piano.

Construido originalmente en 1540, el Convento de los Capuchinos es el lugar en el que el Santo vivió, ininterrumpidamente, desde el 4 de septiembre de 1916 hasta el 23 de septiembre de 1968, fecha de su muerte. Fue aquí que el Padre Pío recibió los estigmas en 1918, y aquí se verificaron todos los acontecimientos sobrenaturales que le llevaron a su beatificación y a su sucesiva canonización. Visitar este convento y asomarse a las celdas donde Padre Pío condujo su existencia significa sumergirse en lugares llenos de espiritualidad y misticismo: una meta obligada para devotos y turistas.

Al lado del convento surge la iglesia de Santa María de las Gracias, originalmente dedicada a Santa María de los Ángeles, consagrada en 1629. Inaugurado en 1959 por deseo de Padre Pío, el santuario viejo ha recogido, hasta la realización del nuevo santuario, a los miles de fieles y peregrinos que invaden cada año la pequeña ciudad de Apulia para visitar los lugares donde el santo vivió su fe. La cripta de la iglesia albergaba también, hasta hace pocos años, la tumba de Padre Pío, que hoy ha sido llevada a la cripta del nuevo conjunto adyacente.

Dentro del conjunto de Santa María de las Gracias, el nuevo santuario, llamado iglesia de San Pío, concebido por Renzo Piano, ocupa, con su enorme estructura en forma de concha, casi 6000 metros cuadrados, siendo la segunda iglesia de mayor extensión de Italia después de la Catedral de Milán. Inaugurado diez años después del inicio de los trabajos, el santuario ha sido financiado casi por completo con la ofertas de los peregrinos y puede acoger hasta 6500 fieles.

Como quiso padre Pío la iglesia, cuyos muros se construyeron en piedra de Apricena, debía ser un lugar de acogida a los fieles: la enorme anteiglesia exterior presenta la particularidad de continuar en el interior, en la zona litúrgica, con el mismo tipo de pavimentación, justamente para resaltar la continuidad entre el exterior y el interior. Esta elección resulta evidente también en la separación de los dos ambientes a través de una vidriera, decorada con una escena del Apocalipsis. En la parte subterránea del complejo ha sido realizada una iglesia inferior, como en el caso de la Basílica de San Francisco de Asís, que alberga los restos del santo. La cubrición, de cobre preoxidado, confiere un característico color verde a la estructura.

Esta profunda conjunción de elementos históricos, religiosos y arquitectónicos hacen de los santuarios del Padre Pío una meta de evidente interés para los fieles.

 

Padre Pio

El sorprendente día en que el propio diablo reconoció la Inmaculada Concepción de María

Durante un exorcismo en Italia en 1823, dos sacerdotes dominicos hicieron reconocer al diablo el dogma que sería promulgado 30 años después

 

8 de diciembre de 1854: el papa Pío IX promulga el dogma de la Inmaculada Concepción de María.

25 de marzo de 1858: en la fiesta de la Encarnación del Verbo, la Santísima Virgen se aparece en Lourdes a Santa Bernadette y confirma el dogma diciendo: “Soy la Inmaculada Concepción”.

Pero ya treinta años antes, otro hecho sobrenatural y sorprendente confirmó la Inmaculada Concepción de la Virgen Madre de Dios. Y quien la confesó fue alguien que jamás esperaríamos que lo hiciese. Un episodio que relata el p. Gabriele Amorth.

Era el ano 1823. El diablo había poseído a un joven analfabeto de apenas 12 años de edad, residente en la actual provincia italiana de Avellino, en la región de Apulia. Estaban en la ciudad dos religiosos dominicos, el p. Gassiti y el p. Pignataro, ambos autorizados por el obispo a realizar exorcismos.

Los sacerdotes hicieron una serie de preguntas al diablo que poseía al muchacho, entre ellas, una sobre la Inmaculada Concepción.

El diablo confesó que la Virgen de Nazaret jamás había estado bajo su poder: ni siquiera desde el primer instante de su vida, pues ella ya fue concebida “llena de gracia” y toda de Dios.

Aunque sea el “padre de la mentira”, el diablo puede ser obligado en el exorcismo a decir la verdad, incluso en materia de fe. Fue así que los dos sacerdotes exorcistas le obligaron a reverenciar a la Virgen y a alabar su Concepción Inmaculada en forma de versos.

Humillado, el diablo se vio forzado en nombre de Cristo a cantar la gloria de María, y lo hizo mediante un soneto en italiano, ¡perfecto en construcción y en teología!

Reproducimos el original italiano y, a continuación, la traducción al español:

En italiano:

Vera Madre son Io d’un Dio che è Figlio

e son figlia di Lui, benché sua Madre;

ab aeterno nacqu’Egli ed è mio Figlio,

in tempo Io nacqui e pur gli sono Madre.

 

Egli è mio creator ed è mio Figlio,

son Io sua creatura e gli son Madre;

fu prodigo divin l’esser mio Figlio

un Dio eterno, e Me d’aver per Madre.

 

L’esser quasi è comun tra Madre e Figlio

perché l’esser dal Figlio ebbe la Madre,

e l’esser dalla Madre ebbe anche il Figlio.

 

Or, se l’esser dal Figlio ebbe la Madre,

o s’ha da dir che fu macchiato il Figlio,

o senza macchia s’ha da dir la Madre.

 

En español:

 

Soy verdadera madre de un Dios que es Hijo,

Y soy su hija, aún al ser su madre;

El desde la eternidad existe y es mi Hijo,

Y yo nací en el tiempo y soy su madre.

 

Él es mi Creador y es mi Hijo,

Y yo soy su criatura y su madre;

Fue divino prodigio ser mi Hijo

Un Dios eterno y tenerme a mi por madre.

 

El ser de la madre es casi el ser del Hijo,

Visto que el Hijo dio el ser a la madre

Y fue la madre la que dio el ser al Hijo;

 

Si, pues, del Hijo tuvo el ser la madre,

O hay que decir que está manchado el Hijo

O hay que decir Inmaculada a la madre.

Rosario de la Transfiguración

RosarioTransfiguracion_020816

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR 
Mt 17,1-9 Mc 9,2-10 Lc 9,28-36
Señal de la cruz 
El Credo
¡ Oh Luz gozosa de la santa gloria del Padre celeste, inmortal, santo y feliz Jesucristo!.
Al llegar el ocaso del sol, contemplando la luz de la tarde, cantamos al Padre y al Hijo y al Espíritu de Dios.
Tú eres digno de ser alabado siempre por santas voces. Hijo de Dios, que nos das la vida, el universo proclama tu gloria.
Oración inicial para todos los días 
Padre Eterno concédenos la gracia de recibir el Espíritu Santo que transfigura nuestra vida, nuestros actos, nuestros pensamientos en Jesús, Camino, Verdad y Vida; que nuestro cuerpo sea iluminado por la Presencia de la Santísima Trinidad.
EN LA PRIMERA DECENA CONTEMPLAMOS LA VOZ DEL PADRE 
Se oyó una voz que decía desde la nube: «Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilección: escúchenlo».  Lc 9,35
ORACIÓN
Padre lleno de amor, tú que te manifestaste haciendo oir tu voz, haz que tus pastores escuchen siempre fielmente la voz de tu Hijo amado.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
EN LA SEGUNDA DECENA CONTEMPLAMOS LA  PRESENCIA DEL ESPÍRITU SANTO
Pedro,…todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y se oyó una voz desde la nube. Mt 17,5
ORACION
Tú qué hiciste que del seno de las tinieblas brillara la luz y has hecho brillar nuestros corazones para que contemplaran tu gloria en el rostro de Cristo, haz que tu Iglesia viva atenta a la contemplación de las maravillas de tu Hijo amado.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor,  nos haga ver la luz.
EN LA TERCERA DECENA CONTEMPLAMOS  LA  DIVINIDAD DE JESÚS
Allí se transfiguró en presencia de ellos: su rostro resplandecía como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz.  Mt 17, 2
ORACION 
Tú que nos has llamado, ilumina a todas las familias con el Evangelio, para que lleguen al conocimiento de la vida eterna.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
EN EL CUARTO MISTERIO CONTEMPLAMOS  EL MISTERIO DE LA MUERTE Y RESURRECCIÓN
Los discípulos cayeron con el rostro en tierra, llenos de temor. Jesús se acercó a ellos y, tocándolos, les dijo: «Levántense, no tengan miedo». Cuando alzaron los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús solo.  Mt 17, 6-8
ORACION
Padre amantísimo, tú que has querido llamarnos hijos tuyos y que lo fuéramos en verdad, haz que, cuando Cristo se manifieste en su gloria, nosotros seamos semejantes a él.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
EN LA QUINTA DECENA CONTEMPLAMOS LA PROMESA DE LA GLORIA FUTURA
Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó: «No hablen a nadie de esta visión, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos». Mt 17, 9
ORACION
Señor, tú que nos nutres de lo sabroso de tu casa y nos das a beber del torrente de tus delicias, haz que los jóvenes y niños sepan contemplar en la gloria de tu Hijo transfigurado nuestra futura condición gloriosa.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
OREMOS POR LAS INTENCIONES DEL SANTO PADRE FRANCISCO
Padre Nuestro
Ave María (X3)
Gloria
Salve
LETANÍAS AL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS  
Señor, ten piedad de nosotros                               Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros                              Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros                               Señor, ten piedad de nosotros
Jesús, óyenos                                                     Jesús, óyenos
Jesús,escúchanos                                               Jesús, escúchanos
Dios, Padre celestial,                                           ten piedad de nosotros
Dios, Hijo Redentor del mundo,                             ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo,                                                            “
Santísima Trinidad, un solo Dios,
Jesús, Hijo de Dios vivo,
Jesús, esplendor del Padre,
Jesús, pureza de la luz eterna,
Jesús, rey de la gloria,
Jesús, sol de justicia,
Jesús, hijo de la Virgen María,
Jesús, amable,
Jesús, admirable,
Jesús, Dios fuerte,
Jesús, Padre del siglo futuro,
Jesús, mensajero del plan divino,
Jesús, todopoderoso,
Jesús, pacientísimo,
Jesús, obedientísimo,
Jesús, manso y humilde de corazón,
Jesús, amante de la castidad,
Jesús, amador nuestro
Jesús, Dios de paz
Jesús, autor de la vida,
Jesús, modelo de las virtudes,
Jesús, celoso de la salvación de las almas,
Jesús, nuestro refugio,
Jesús, padre de los pobres,
Jesús, tesoro de los fieles,
Jesús, pastor bueno,
Jesús, verdadera luz,
Jesús, sabiduría eterna,
Jesús, bondad infinita,
Jesús, camino y vida nuestra,
Jesús, alegría de los ángeles,
Jesús, rey de los patriarcas,
Jesús, maestro de los apóstoles,
Jesús, doctor de los evangelistas,
Jesús, fortaleza de los mártires,
Jesús, luz de los confesores,
Jesús, pureza de las vírgenes,
Jesús, corona de todos los santos,
Senos propicio;      perdónanos, Jesús.
Senos propicio;      perdónanos, Jesús.
Senos propicio;      escúchanos, Jesús.
De todo mal,                                                   líbranos Jesús.
De todo pecado,                                                   “
De tu ira,                                                              “
De las asechanzas del demonio,
Del espíritu impuro,
De la muerte eterna,
Del menosprecio de tus inspiraciones,
Por el misterio de tu santa encarnación,
Por tu natividad,
Por tu infancia,
Por tu vida divina,
Por tus trabajos,
Por tu agonía y pasión,
Por tu cruz y desamparo,
Por tus sufrimientos,
Por tu muerte y sepultura,
Por tu resurrección,
Por tu ascensión,
Por tu institución de la santísima eucaristía,
Por tus gozos,
Por tu gloria,
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   perdónanos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   óyenos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   ten piedad de nosotros.
Jesús, óyenos.           Jesús, óyenos.
Jesús, escúchanos.    Jesús, escúchanos.
ORACIÓN FINAL
Dios nuestro, que en la Transfiguración gloriosa de tu Hijo unigénito fortaleciste nuestra fe con el testimonio de Moisés y Elías y nos dejaste entrever la gloria que nos espera como hijos tuyos, concédenos seguir el Evangelio de Cristo para compartir con Él la herencia de tu Reino. Por nuestro Señor Jesucristo.
Amén.
A %d blogueros les gusta esto: