El ayuno y la abstinencia

La disciplina del ayuno y de la abstinencia, según los cánones 1250-1254 del Derecho Canónico Pío-Benedictino de 1917, modificados por el Decreto de la Sagrada Congregación de los Ritos del 16 de septiembre de 1955 y de la Sagrada Congregación del Concilio del 25 de julio de 1957, es la siguiente:

– La ley del ayuno obliga a todos los fieles que han cumplido los 21 años y no han todavía iniciado los 60 años.

– La ley de la abstinencia de carne obliga a todos los fieles a partir de los 7 años cumplidos.

El ayuno consiste en hacer una sola comida al día y dos pequeñas refecciones durante el curso de la jornada (los moralistas cuantifican en 60 gramos a la mañana y 250 gramos a la noche).

La abstinencia prohíbe el uso de carne, de extracto o caldo de carne, pero no de los huevos, de los lacticinios y de cualquier condimento de grasa animal.

Días de abstinencia de carne:

– Todos los viernes del año (menos si caen en una fiesta de precepto).

Días de abstinencia y de ayuno:

-Miércoles de Cenizas.

– Todos los viernes y sábados de Cuaresma.

– El miércoles, el viernes y el sábado de las Cuatro Témporas.

– Las vigilias de Navidad (24 de diciembre), de Pentecostés, de la Inmaculada (7 de diciembre) y de Todos los Santos (31 de octubre).

Días de sólo ayuno sin abstinencia:

– Todos los otros días feriales de Cuaresma (los domingos non hay ayuno).

Pueden no practicar la abstinencia:

– Los pobres que reciben carne como limosna y no tienen otra cosa que comer.

– Los enfermos, los convalecientes, los débiles de estómago, las mujeres que amamantan, las mujeres embarazadas si están débiles.

– Los trabajadores que hacen trabajos más pesados diariamente.

– Esposas., hijos, siervos, todos aquellos que realizan servicios esforzados, y que no pueden tener otra comida suficientemente nutriente.

Pueden no practicar el ayuno:

– Los que ayunarían con grave incómodo: enfermos, convalecientes, débiles nerviosos, mujeres que amamantan o embarazadas.

– Pobres que tienen poca comida a disposición.

– Los que realizan un trabajo que es moralmente y ordinariamente incompatible con el ayuno (ej.: trabajos pesados).

– Los que hacen un trabajo intelectual muy agotador (ej.: estudiantes bajo examen).

– Quienes deben hacer un largo y agotador viaje por un mayor bien o por una obra de piedad más grande si ésta es moralmente incompatible con el ayuno (ej.: asistencia a los enfermos).

Aclaración discipinar: los días de abstinencia no se puede comer más carne que la del pescado de mar o de río y la de anfibios y reptiles. Toda otra carne, extracto de carne o caldo de carne están vedados.

Anuncios

Acerca de Patricio Benitez
JESUS POR MARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: