✝ DOCTRINA CRISTIANA – 7º. De la sexta petición

7º. De la sexta petición

313. ¿Qué pedimos en la sexta petición: Y NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN?

R. En la sexta petición: Y no nos dejes caer en la tentación, pedimos a Dios que nos libre de las tentaciones, o no permitiendo que seamos tentados o dándonos gracia para no ser vencidos.

314. ¿Qué son las tentaciones?

R. Las tentaciones son unas excitaciones al pecado que nos vienen del demonio, o de los malos, o de nuestras pasiones.

315. ¿Es pecado tener tentaciones?

R. No; no es pecado tener tentaciones; pero es pecado consentir en ellas o exponerse voluntariamente a peligro de consentir.

316. ¿Por qué permite Dios que seamos tentados?

R. Dios permite que seamos tentados para probar nuestra fidelidad, para darnos ocasión de perfeccionar nuestras virtudes y para acrecentar nuestros merecimientos.

317. ¿Qué hemos de hacer para evitar las tentaciones?

R. Para evitar las tentaciones hemos de huir de las ocasiones peligrosas, tener a raya nuestros sentidos, recibir a menudo los Santos Sacramentos y valernos de la oración.

✝ DOCTRINA CRISTIANA – 6º. De la quinta petición

6º. De la quinta petición

310. ¿Qué pedimos en la quinta petición: PERDÓNANOS NUESTRAS DEUDAS, ASÍ COMO NOSOTROS PERDONAMOS A NUESTROS DEUDORES?

R. En la quinta petición: Perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, pedimos a Dios nos perdone nuestros pecados, como nosotros perdonamos a nuestros ofensores.

311. ¿Por qué nuestros pecados se llaman deudas?

R. Nuestro pecados se llaman deudas porque hemos de satisfacer por ellos a la divina justicia en esta vida o en la otra.

312. ¿Pueden esperar de Dios perdón los que no perdonan al prójimo?

R. Los que no perdonan al prójimo no tienen razón ninguna para esperar de Dios el perdón; tanto más que se condenan por sí mismos diciendo a Dios que les perdone como ellos perdonan a su prójimo.

✝ DOCTRINA CRISTIANA – 5º. De la cuarta petición

5º. De la cuarta petición

302. ¿Qué pedimos en la cuarta petición: EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA, DÁNOSLE HOY?

R. En la cuarta petición: El pan nuestro de cada día, dánosle hoy, pedimos a Dios lo que nos es necesario cada día para el alma y para el cuerpo.

303. ¿Qué pedimos a Dios para nuestra alma?

R. Para nuestra alma pedimos a Dios el mantenimiento de la vida espiritual, es decir, rogamos al Señor nos dé su gracia, de la que continuamente tenemos necesidad.

304. ¿Cómo se mantiene la vida de nuestra alma?

R. La vida de nuestra alma se mantiene sobre todo con la divina palabra y con el Santísimo Sacramento del altar.

305. ¿Qué pedimos a Dios para nuestro cuerpo?

R. Para nuestro cuerpo pedimos lo necesario para el mantenimiento de la vida temporal.

306. ¿Por qué decimos: EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA y no EL PAN DE CADA DÍA?

R. Decimos: El pan nuestro de cada día y no El pan de cada día, para excluir todo deseo de los bienes ajenos; por esto le pedimos al Señor nos ayude en las ganancias justas y lícitas con que nos procuremos el sustento mediante nuestro trabajo, sin echar mano de hurtos y malas mañas.

307. ¿Por qué decimos DANOS y no DAME el pan?

R. Decimos danos y no dame para traernos a la memoria que, siendo Dios el dador de todos los bienes, al darlos en abundancia, lo hace para que distribuyamos lo superfluo a los pobres.

308. ¿Por qué añadimos DE CADA DÍA?

R. Añadimos de cada día porque hemos de querer lo necesario para la vida, y no la abundancia de manjares y bienes de la tierra.

309. ¿Qué significa la palabra HOY en la cuarta petición?

R. La palabra hoy quiere decir que no hemos de andar demasiado solícitos de lo por venir, sino pedir lo que al presente necesitamos.

✝ DOCTRINA CRISTIANA – 4º. De la tercera petición

4º. De la tercera petición

298. ¿Qué pedimos en la tercera petición: HÁGASE TU VOLUNTAD, ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO?

R. En la tercera petición: Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo, pedimos la gracia de hacer en todas las cosas la voluntad de Dios, obedeciendo sus santos mandamientos con la misma presteza con que los ángeles y santos le obedecen en el cielo. Pedimos además la gracia de corresponder a las divinas inspiraciones y de vivir resignados a la voluntad de Dios cuando nos enviare alguna tribulación.

299. ¿Es necesario que cumplamos la voluntad de Dios?

R. Es tan necesario que cumplamos la voluntad de Dios como lo es alcanzar la salvación eterna, pues Jesucristo dijo que sólo entrará en el reino de los cielos el que hiciere la voluntad de su Padre.

300. ¿De qué manera podemos conocer la voluntad de Dios?

R. Podemos conocer la voluntad de Dios especialmente por medio de la Iglesia y de nuestros superiores espirituales, puestos por Dios para guiarnos en el camino de la salvación. También podemos conocerla por las divinas inspiraciones y por las circunstancias en que el Señor nos ha colocado.

301. ¿Debemos reconocer siempre la voluntad de Dios en las cosas así prósperas como adversas de esta vida?

R. En las cosas prósperas como adversas de esta vida hemos de reconocer siempre la voluntad de Dios, el cual todo lo dispone o permite para nuestro bien.

✝ DOCTRINA CRISTIANA – 3ª. De la segunda petición

3ª. De la segunda petición

294. ¿Qué entendemos por REINO DE DIOS?

R. Por reino de Dios entendemos un triple reino espiritual: el reino de Dios en nosotros, que es la gracia; el reino de Dios en la tierra, que es la Iglesia Católica, y el reino de Dios en el cielo, que es la bienaventuranza.

295. ¿Qué pedimos en orden a la gracia con las palabras VENGA A NOSOTROS TU REINO?

R. En orden a la gracia, pedimos que Dios reine en nosotros con su gracia santificante, por la cual se complace de morar en nosotros como rey en su corte, y que nos conserve unidos a sí con las virtudes de la Fe, Esperanza y Caridad, por las cuales reina en nuestro entendimiento, en nuestro corazón y en nuestra voluntad.

296. ¿Qué pedimos en orden a la Iglesia con las palabras venga a nosotros tu reino?

R. En orden a la Iglesia, pedimos que se dilate y propague por todo el mundo para la salvación de los hombres.

297. ¿Qué pedimos en orden a la gloria con las palabras venga a nosotros tu reino?

R. En orden a la gloria, pedimos ser un día admitidos en la bienaventuranza, para que hemos sido creados, donde seremos cumplidamente felices.

DOCTRINA CRISTIANA – 2º. De la primera petición

2º. De la primera petición

290. ¿Qué pedimos en la primera petición: SANTIFICADO SEA TU NOMBRE?

R. En la primera petición Santificado sea tu nombre, pedimos que Dios sea conocido, amado, honrado y servido de todo el mundo y de nosotros en particular.

291. ¿Qué entendemos cuando pedimos que Dios sea conocido, amado y servido de todo el mundo?

R. Entendemos pedir que los infieles vengan al conocimiento del verdadero Dios, los herejes reconozcan sus errores, los cismáticos vuelven a la unidad de la Iglesia, los pecadores se conviertan y los justos perseveren en el bien.

292. ¿Por qué pedimos ante todo que sea santificado el nombre de Dios?

R. Pedimos ante todo que sea santificado el nombre de Dios porque hemos de desear más la gloria de Dios que todos nuestros intereses y provechos.

293. ¿De qué manera hemos de procurar la gloria de Dios?

R. Hemos de procurar la gloria de Dios con oraciones y buen ejemplo, y enderezando a El todos nuestros pensamientos, afectos y acciones.

Biblias en español buenas y malas

Hay personas que compran una Biblia más por la presentación que por el contenido. Es muy importante saber si la Biblia que compramos es católica y fiel al original, tanto en el texto de la traducción como en las introducciones a cada libro y en sus notas.

Ofrecemos un listado de las traducciones que más frecuentemente podemos encontrar en las librerías con una breve anotación respecto a sus características más importantes.

El criterio genérico de que ‘Las Biblias después de 1960 son malas’ no es correcto, ya que han salido buenas traducciones con excelentes comentarios posteriores a este año. Sí es verdad que la mayoría de estas Biblias posteriores a esa fecha son de tinte modernista y desvirtúan la divinidad de los libros sagrados; por lo que tendremos que tener cuidado cuando compremos una Biblia y fijarnos tanto de la versión de la Biblia como del año de la edición que fue hecha.

Por ejemplo: La Biblia de Nácar-Colunga suelen ser bastante buenas en sus versiones anteriores al 1960; en cambio, después de esa fecha ya tienen connotaciones modernistas.

Primero de todo, para saber si una Biblia es católica tenemos que mirar en la contraportada del libro y buscar el “Nihil Obstat” y el “Imprimatur” con el sello o firma de alguna autoridad católica competente (obispo, censor…). Ahora bien, no todas las Biblias que llevan el Imprimatur son realmente fieles al original. Es por ello que si no lo lleva ya sabemos que no es católica. Además tendremos que buscar si es fiel. Dado que para un fiel católico no tiene la ciencia suficiente para poderlo saber por sí mismo. Damos aquí una lista de las malas y las buenas biblias que se pueden encontrar en las librerías. Esta lista no es exhaustiva.

Malas Biblias en español

  • Biblia Latinoamérica, Latinoamericana o Biblia pastoral: Es una traducción marxista con comentarios a favor de la Teología de la liberación. Es totalmente desaconsejable.
  • Biblia de América: Es un esfuerzo fallido por contrarrestar a la Biblia Latinoamérica. Es modernista. Es desaconsejable.
  • Biblia del Pueblo de Dios: Es una edición argentina muy popular pero con una traducción pésima y tendenciosa. Es desaconsejable.
  • Biblia versión Popular “Dios Habla Hoy”: De origen protestante y sin notas católicas. Es totalmente desaconsejable.
  • Biblia en Lenguaje actual: Es igualmente una traducción protestante. Es totalmente desaconsejable.
  • Biblia católica para jóvenes: El texto está tomado de la Biblia de América. Las reflexiones no tienen una doctrina clara, y además son ecuménicas y ambiguas. Es desaconsejable.
  • Biblia católica para la Familia: Texto Biblia del Pueblo de Dios. Reflexiones e introducciones contrarias a la Tradición cristiana y a la interpretación clásica de las Escrituras. Es desaconsejable.
  • Nueva Biblia de Jerusalén: Texto totalmente diferente al de la antigua edición. Cuestiona los dogmas y la historicidad del texto sagrado. Es desaconsejable.
  • Biblia del Nuevo Milenio Ecuménica: Pone en duda la historicidad de la Biblia y sus notas son cuestionables y ambiguas. Totalmente desaconsejable.
  • Biblia Ecuménica: En colaboración con protestantes. No tiene notas dogmáticas, la traducción y los comentarios están hechos en base a compromisos doctrinales con los protestantes, por lo que es totalmente desaconsejable.
  • La Biblia. Palabra de Dios” es la traducción de la Biblia de Editorial Paulinas. Es una Biblia ecuménica, ya que es el fruto del esfuerzo conjunto de Paulinas y Sociedades Bíblicas Unidas. Es totalmente desaconsejable.
  • Biblia del Peregrino (también llamada Nueva Biblia Española) y su edición más actual de índole pastoral, Biblia de Nuestro Pueblo del Padre Luis Alonso Schökel) : con bastantes fallos de traducción. Es una Biblia tendenciosa y modernista. Se hace amena su lectura por usar un lenguaje corriente y sencillo, pero no es fiel a la traducción original.
  • Sagrada Biblia (Traducción de la Conferencia Episcopal Española): Es la Biblia que se lee en las Misas del Novus Ordo; aunque desde el punto de vista escriturístico no es muy fiel al original, su lectura se hace fácil pues es la que estamos acostumbrados a oír en la Misa. Tiene bastante influencia modernista. No es una Biblia de estudio por su falta de fidelidad al original.
  • La Biblia Traducción Interconfesional: Como ya dice el propio nombre del libro, no es de fiar, pues lo que busca es limar las aristas en las traducciones donde católicos y no católicos diferimos.
  • Biblia de Reina Valera (RVR60): Es de origen protestante. No recomendable.
  • Santa Biblia de la Editorial San Pablo: Revisada y actualizada según las pautas del Vaticano II por un equipo de especialistas profesores de las Universidades de Comillas, Salamanca y de la Escuela Bíblica de Madrid. Marcada interpretación modernista. Desaconsejable.
  • NOTA: Si la Biblia sobre la que usted solicita información no se encuentra en esta lista, lo mejor es ir a las Biblias que sí se sabe que son buenas.

Buenas Biblias en español

  • “Sagrada Biblia” de Nacar-Colunga ediciones desde el 1944 hasta 1957. Las posteriores a 1960 ya tienen comentarios modernistas.
  • “La Sagrada Biblia” de Bover – Cantera – Edición del 1947: muy buena
  • “Sagrada Biblia” de Cantera- Iglesias – Edición del 1975: muy buena la traducción del original. Buena para estudiar la Biblia seriamente.
  • “Biblia de Jerusalén”: la del 1973 es bastante fiel, aunque es inferior a la traducción original en francés. A partir del 1998 el texto y las notas tienen tintes modernistas. Las introducciones de los libros y las notas tienden a negar la historicidad de los Evangelios y reducirlo todo a folclore y leyenda.
  • “Biblia de Navarra”: muy buena en su conjunto. Tanto el texto como las introducciones y las notas.
  • “Biblia Platense o Comentada de J. Straubinger”: Es una buena traducción de la Sagrada Escritura, aunque realizada en la primera mitad del siglo XX (acabó de traducirla en 1951). La traducción muestra la influencia de la Vulgata, a la que el autor expresamente dice seguir para los textos del Antiguo Testamento que no se encuentran en hebreo. Para los demás textos del Antiguo Testamento sigue la recensión del texto masorético. El autor dice también que tuvo en cuenta las traducciones de Nácar y Colunga y de Bover y Cantera. Tiene la lógica ausencia de las correcciones y mejoras que se introdujeron con la edición de la Neo—Vulgata (1979). Con todo es un texto realizado con minuciosidad, con buena crítica textual y una exégesis muy sólida. El estilo es correcto.

Parte de la información que aquí aparece está tomada de juanstraubinger.blogspot.com.ar

Criterios básicos para determinar la calidad de una traducción de la Biblia:

  1. Intentar que sea lo más fiel posible a los originales hebreo, arameo y griego. Ante la dificultad que supone el desconocimiento de esas lenguas, acudir a alguna traducción que haya intentado esa fidelidad, aún a costa del estilo castellano elegante. Es el caso de la traducción de Cantera e Iglesias.
  2. Contrastar la traducción con la traducción oficial de la Iglesia Católica: Nova Vulgata
  3. Comprobar que tiene el nihil obstat y el imprimatur de la autoridad eclesiástica correspondiente. Últimamente se encuentran muchas traducciones sin las mismas.
  4. Evitar las traducciones ecuménicas, incluso cuando colaboran partes católicas.
  5. Rechazar las traducciones protestantes. Algunas buenas ediciones, sobre todo críticas, deben ser reservadas para especialistas.
  6. Comprobar pasajes claves, que pueden ser fácilmente manipulados para “acercar’’ los textos a teologías rechazables como la protestante, las de la liberación (sobre todo en Sudamérica) o las de tipo Neo–Modernista:
    1. Los pasajes marianos.
    2. Los pasajes vinculados a los sacramentos.
    3. Los pasajes referentes al Primado de San Pedro.
    4. Textos sobre la justificación por la fe y las obras.
    5. El prólogo del Evangelio de San Juan.
    6. Los textos de la Resurrección del Señor.
    7. Textos re–interpretables en clave revolucionaria.
  7. Evitar las traducciones que buscan un lenguaje tan cercano al de la calle que resultan chabacanas y falsas.

Recomendación:

Ante la dificultad de encontrar una buena traducción, es aconsejable que se tengan a la vista varias buenas traducciones, para contrastar los versículos o pasajes que puedan ser dudosos. En particular, convendría tener a la vista, en un estudio sereno de la Biblia:

  1. La Nova Vulgata.
  2. La Traducción de Cantera e Iglesias.
  3. La Biblia de Navarra.
  4. Es conveniente alguna traducción más antigua, como las de Bover—Cantera;  Nacar–Colunga (ed. Anterior a 1965); la de Straubinger. Sobre todo por las notas de tipo dogmático.

Si tiene algún otro ejemplar y desea nuestra opinión, denos el título, autor y edición e intentaremos valorarla para usted.

Addendum: Para aquellos que se manejen con la informática decirles que hay tres programas informáticos muy buenos para el estudio de la Biblia: Hay dos programas que están hechos por los protestantes, pero obviando las Biblias propias de ellos, hay también algunas Biblias católicas, aunque muy pocas en español. Los programas se llaman: Logos y Bibleworks. Ambos programas son de pago. Hay sin embargo un programa gratuito muy bueno que se llama e-sword. Desde el punto de vista informático es inferior, pero a su favor tiene que vienen incluidas Biblias en español muy buenas. Este programa tiene muchas Biblias, unas católicas y otras no, pero entre las católicas en español tienen: La Biblia Nácar-Colunga, edición del 1944 y la Biblia de Navarra que son excelentes. La Biblia de Nácar-Colunga (1944)  es prácticamente imposible de encontrar, por lo que esta versión es un tesoro. En cuanto a la Biblia de Navarra, es fácil de encontrar, pero es un poco cara.

Padre Lucas Prados

 

Fuente: http://adelantelafe.com/biblias-en-espanol-buenas-y-malas/

 

 

A %d blogueros les gusta esto: