SALUTACIÓN A LA LLAGA DEL HOMBRO DE JESUCRISTO

SALUTACIÓN A LA LLAGA
DEL HOMBRO DE JESUCRISTO

Oh amantísimo Jesús, Cordero mansísimo de Dios, yo, miserable pecador, saludo y venero la llaga sacratísima del hombro en que llevaste tu pesada cruz, que desgarró tu carne y descubrió tus huesos causándote un dolor mayor que el de cualquiera otra llaga de tu sacratísimo cuerpo. Yo te adoro, oh afligidísimo Jesús: te alabo, bendigo y glorifico, y te doy gracias por esta sacratísima y dolorosísima llaga, rogándote por su excesivo dolor y por el enorme peso de tu cruz, tengas misericordia de mí pecador, me perdones todos los pecados mortales y veniales, y me conduzcas al cielo por el camino de tu cruz. Así sea.

Dios mío, mi único bien y mi todo. Vos sois todo para mi, sea yo todo para vos.v

Anuncios

Devoción para obtener las gracias de todas las misas del mundo

Devoción para obtener las gracias de todas las misas del mundo

Esta oración fue revelada por Nuestro Señor Jesucristo a Santa Gertrudis la Grande.

Padre Eterno, humildemente te ofrecemos nuestra pobre presencia, y la de toda la humanidad, desde el principio hasta el fin del mundo. Deseamos asistir a todas las Misas que ya se han celebrado en el mundo, y a todas las que se celebrarán el el futuro. Te ofrecemos todas las penas, los sufrimientos, oraciones, alegrías y horas de reposo en nuestra vida. Ofrecemos todo en unión con estas mismas acciones de nuestro dulce Jesús, durante su estancia aquí en la tierra. Esperamos que toda la Preciosísima Sangre de Cristo, todas Sus Llagas, y toda Su agonía nos salven. Te ofrecemos esta petición por medio del Doloroso e Inmaculado Corazón de María. Amén.

Para obtener esta Gracia, debe rezarse diariamente y hacerse saber.

ORACIÓN A LA LLAGA DEL CORAZÓN DE JESÚS

ORACIÓN A LA LLAGA
DEL CORAZÓN DE JESÚS

Oh dulcísimo Jesús mío, sea la llaga de vuestro Sacratísimo Corazón mi refugio, mi fuerza y protección contra vuestra justa ira, contra el pecado, y en especial contra el pecado mortal, contra los engaños de la carne, del mundo y del demonio y defensa contra mí amor propio, contra todos los males del cuerpo y del alma.

Sea vuestra llaga sacratísima la tumba donde sepultar mis innumerables pecados, los cuales detesto y aborrezco, echándolos en el abismo abierto de esta santísima llaga, abierta por el amor, para nunca jamás volverlos a ver.

Oh amabilísimo Jesús, por la llaga de vuestro Corazón, concededme una sola gota de esa sangre preciosísima que de él fluye, como prenda de eterno perdón de mis pecados.

En esta llaga profunda, escondedme y guardadme allí como prisionero de amor; allí purificadme, disolvedme, cambiadme en un amante de vuestro Corazón llagado.

Convertidme en otro Corazón de Jesús, para que así no piense, ni diga ni haga nada, sino lo que es de vuestro mayor agrado. Así sea.

Oración a San José

Oración a San José
San José, casto esposo de la Virgen María intercede para obtenerme el don de la pureza. Tú que, a pesar de tus inseguridades personales supiste aceptar dócilmente el Plan de Dios tan pronto supiste de él, ayúdame a tener esa misma actitud para responder siempre y en todo lugar, a lo que el Señor me pida.
Varón prudente que no te apegas a las seguridades humanas sino que siempre estuviste abierto a responder a lo inesperado obtenme el auxilio del Divino Espíritu para que viva yo también en prudente abandono de las seguridades terrenales.

Modelo de celo, de trabajo constante, de fidelidad silenciosa, de paternal solicitud, obtenme esas bendiciones, para que pueda crecer cada día más en ellas y así asemejarme día a día al modelo de la plena humanidad: Nuestro Amado Jesús.
Oración a San José. Protector de las familias
Glorioso San José, protector, modelo y guía de las familias cristianas: Te ruego protejas a la mía. Haz reinar en ella el espíritu de fe y de religión, la fidelidad a los mandamientos de Dios y de la Iglesia, la paz y la unión de los hijos, el desprendimiento de los bienes temporales y el amor a los asuntos del cielo.
Dígnate velar sobre todos nuestros intereses.Ruega al Señor que bendiga nuestra casa. Otorga la paz a la familia, acierto a los hijos en la elección de estado. Concede a todos los miembros de nuestra familia y de todas las familias de la tierra, la gracia de vivir y morir en el amor de Jesús y de María. Amén.

Consagración al Santo Ángel de la Guarda

Consagración al Santo Ángel de la Guarda

Santo Ángel de la Guarda, que desde el principio de mi vida me fuiste dado para mi protección y compañía, yo, pobre pecador, quiero consagrarme a ti, en presencia de mi Dios y Señor, de María, mi Madre celestial, y de todos los Ángeles y Santos. Quiero hoy vincularme a ti para nunca separarme.

En esta íntima unión contigo: “Prometo ser siempre fiel y obediente a mi Dios y Señor y a la Santa Iglesia. Prometo proclamar siempre a María como mi Reina y Madre, y hacer de su vida el modelo de la mía. Prometo confesar mi fe en ti, santo Protector mío, y promover celosamente la devoción a los Ángeles, que son protección y auxilio, de modo especial en estos días de tinieblas y lucha espiritual por el Reino de Dios”.

Te pido, Santo Ángel de la Guarda, toda la fuerza del amor divino, para que yo sea en él inflamado.

Te pido todo el valor de la fe para que nunca yo vacile.

Te pido que ésta mi íntima unión contigo sea para mí escudo protector contra todos los ataques del enemigo.

Finalmente te pido, Santo Ángel de la Guarda, la gracia de la humildad de la Santísima Virgen para que, imitándola en esa virtud, sea yo preservado de todos los peligros, y por ti guiado a la Patria celestial. Amén.

Oremos. Dios omnipotente, concédenos el auxilio de tus Ángeles y espíritus celestiales a fin de que por ellos seamos preservados de los ataques de Satanás, de modo que, por la Preciosa Sangre de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María, libres de todos los peligros, podamos servirte en total fidelidad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

Maria Madre mia , librame de caer en pecado mortal “

Maria Madre mia , librame de caer en pecado mortal ”

Por el poder que te concedió ,
El Padre Eterno :

AVE MARIA

Ave María,
gratia plena,
Dominus tecum,
benedicta tu in muliéribus,
et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in ora mortis nostrae.
Amen.

Por la sabiduria que te concedió ,
El Hijo :

AVE MARIA

Ave María,
gratia plena,
Dominus tecum,
benedicta tu in muliéribus,
et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in ora mortis nostrae.
Amen.

Por el amor que te concedió el
Espiritu Santo :

AVE MARIA

Ave María,
gratia plena,
Dominus tecum,
benedicta tu in muliéribus,
et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in ora mortis nostrae.
Amen.

GLORIA

Gloria Patri, et Fili, et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio, et nunc et semper,
et in saeccula saeculorum,
amen.

La siguiente jaculatoria fué indulgenciada por S PIO X
y la recomendó rezar junto con esta devoción .

“Oh Maria , por Tu Inmaculada Concepción , purifica mi cuerpo y santifica mi alma “

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO PARA ADQUIRIR EL SANTO BALANCE

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO PARA ADQUIRIR EL SANTO BALANCE

Señor concédeme:

-La serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar

-El valor para cambiar aquellas que puedo

-Y la sabiduría para conocer la diferencia.

Oh Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre:

– lo que debo pensar,

– lo que debo decir,

– como debo decirlo,

– lo que debo callar,

– lo que debo escribir,

– como debo de obrar.

Para procurar vuestra Gloria, el bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad. Señor dame el balance divino en mi vida. Gloria a ti Señor.

A %d blogueros les gusta esto: