7 cosas que debes saber sobre la medalla y la cruz de San Benito

7 cosas que debes saber sobre la medalla y la cruz de San Benito
 
Aquí 7 cosas que se debe saber sobre estos objetos que poseen mucha tradición e historia, vinculadas al gran santo que vivió entre los años 480 y 547.
 
1. El origen de la medalla es incierto
 
En el siglo XVII, durante un juicio de brujería en Alemania, unas mujeres acusadas testificaron que no tenían poder sobre la Abadía de Metten porque estaba bajo la protección de la cruz.
 
Cuando se investigó, se hallaron en las paredes del recinto varias cruces pintadas rodeadas por las letras que se encuentran ahora en las medallas. Más adelante se encontró un pergamino con la imagen de San Benito y las frases completas que sirvieron para escribir esas abreviaturas.
 
2. Con la medalla se puede obtener indulgencia plenaria
 
La medalla, como se le conoce ahora, es la del jubileo de 1880 por los 1400 años del nacimiento del santo. Fue lanzada exclusivamente por el superior abad de la famosa abadía benedictina de Monte Cassino en Italia.
 
Con ella se puede obtener la indulgencia plenaria en la Fiesta de San Benito, que la Iglesia celebra el 11 de julio, siguiendo las condiciones habituales que manda la Iglesia: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa.
 
3. Cuando San Benito hacía la señal de la cruz obtenía una especial protección divina
 
 
Cierta vez quisieron envenenar a San Benito. El santo, como era su costumbre, hizo el signo de la cruz sobre el vaso y el objeto se partio en pedazos.
 
En otra ocasión un pájaro negro empezó a volar a su alrededor, San Benito hizo la señal de la cruz y tuvo entonces una tentación carnal en la imaginación. Cuando estaba casi vencido, ayudado por la gracia, se quitó las vestiduras y se arrojó a un matorral de espinas y zarzas, lastimando su cuerpo. Después de ello nunca volvió a sufrir una tentación similar.
 
4. La medalla tiene gran poder de exorcismo
 
La medalla de San Benito es un sacramental reconocido por la Iglesia con un gran poder de exorcismo. Los sacramentales son “signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia”.
 
El Catecismo de la Iglesia Católica establece que por los sacramentales “los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida”.
 
5. La medalla muestra a San Benito sosteniendo una cruz y el libro de sus reglas
 
A ambos lados del santo dice: “Crux Sancti Patris Benedicti” (Cruz del Santo Padre Benito). Se puede ver también una copa de la cual sale una víbora y un cuervo. De manera circular aparece la oración: “Eius in óbitu nostro preséntia muniamur” (A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia). En la parte inferior central se lee: “Ex. S. M. Cassino MDCCCLXXX” (Del Santo Monte Cassino 1880).
 
6. Las siglas de la medalla en el reverso y su significado
 
C.S.P.B. “Cruz del Santo Padre Benito”.
C.S.S.M.L. “La santa Cruz sea mi luz” (crucero vertical de la cruz).
N.D.S.M.D. “que el dragón infernal no sea mi guía” (crucero horizontal).
 
En círculo, comenzando arriba hacia la derecha:
 
PAX “Paz”.
V.R.S. “Vade Retro Satanás”.
N.S.M.V. “No me aconsejes cosas vanas”.
S.M.Q.L. “Es malo lo que me ofreces”
I.V.B. “Traga tú mismo tu veneno”.
 
7. La medalla debe ser bendecida por un sacerdote con esta oración especial
 
-Nuestra ayuda nos viene del Señor
 
 
-Que hizo el cielo y la tierra.
 
– Te ordeno, espíritu del mal, que abandones esta medalla, en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.
 
Que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del adversario, todo el poder del diablo, todos los ataques e ilusiones de satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo.
 
En el nombre del Padre Omnipotente y de su Hijo, nuestro Señor, y del Espíritu Santo Paráclito, y por la caridad de Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos y al mundo por el fuego.
 
Bendición
 
-Señor, escucha mi oración.
 
-Y llegue a tí mi clamor.
 
– Oremos:
 
Dios omnipotente, dador de todos los bienes, te suplicamos humildemente que por la intercesión de nuestro Padre San Benito, infundas tu bendición sobre esta sagrada medalla, a fin de que quien la lleve, dedicándose a las buenas obras, merezca conseguir la salud del alma y del cuerpo, la gracia de la santificación, y todas la indulgencias que se nos otorgan, y que por la ayuda de tu misericordia se esfuerce en evitar la acechanzas y engaños del diablo, y merezca aparecer santo y limpio en tu presencia.
 
Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amén.
Anuncios

SALUTACIÓN A LA LLAGA DEL HOMBRO DE JESUCRISTO

SALUTACIÓN A LA LLAGA
DEL HOMBRO DE JESUCRISTO

Oh amantísimo Jesús, Cordero mansísimo de Dios, yo, miserable pecador, saludo y venero la llaga sacratísima del hombro en que llevaste tu pesada cruz, que desgarró tu carne y descubrió tus huesos causándote un dolor mayor que el de cualquiera otra llaga de tu sacratísimo cuerpo. Yo te adoro, oh afligidísimo Jesús: te alabo, bendigo y glorifico, y te doy gracias por esta sacratísima y dolorosísima llaga, rogándote por su excesivo dolor y por el enorme peso de tu cruz, tengas misericordia de mí pecador, me perdones todos los pecados mortales y veniales, y me conduzcas al cielo por el camino de tu cruz. Así sea.

Dios mío, mi único bien y mi todo. Vos sois todo para mi, sea yo todo para vos.v

Devoción para obtener las gracias de todas las misas del mundo

Devoción para obtener las gracias de todas las misas del mundo

Esta oración fue revelada por Nuestro Señor Jesucristo a Santa Gertrudis la Grande.

Padre Eterno, humildemente te ofrecemos nuestra pobre presencia, y la de toda la humanidad, desde el principio hasta el fin del mundo. Deseamos asistir a todas las Misas que ya se han celebrado en el mundo, y a todas las que se celebrarán el el futuro. Te ofrecemos todas las penas, los sufrimientos, oraciones, alegrías y horas de reposo en nuestra vida. Ofrecemos todo en unión con estas mismas acciones de nuestro dulce Jesús, durante su estancia aquí en la tierra. Esperamos que toda la Preciosísima Sangre de Cristo, todas Sus Llagas, y toda Su agonía nos salven. Te ofrecemos esta petición por medio del Doloroso e Inmaculado Corazón de María. Amén.

Para obtener esta Gracia, debe rezarse diariamente y hacerse saber.

ORACIÓN A LA LLAGA DEL CORAZÓN DE JESÚS

ORACIÓN A LA LLAGA
DEL CORAZÓN DE JESÚS

Oh dulcísimo Jesús mío, sea la llaga de vuestro Sacratísimo Corazón mi refugio, mi fuerza y protección contra vuestra justa ira, contra el pecado, y en especial contra el pecado mortal, contra los engaños de la carne, del mundo y del demonio y defensa contra mí amor propio, contra todos los males del cuerpo y del alma.

Sea vuestra llaga sacratísima la tumba donde sepultar mis innumerables pecados, los cuales detesto y aborrezco, echándolos en el abismo abierto de esta santísima llaga, abierta por el amor, para nunca jamás volverlos a ver.

Oh amabilísimo Jesús, por la llaga de vuestro Corazón, concededme una sola gota de esa sangre preciosísima que de él fluye, como prenda de eterno perdón de mis pecados.

En esta llaga profunda, escondedme y guardadme allí como prisionero de amor; allí purificadme, disolvedme, cambiadme en un amante de vuestro Corazón llagado.

Convertidme en otro Corazón de Jesús, para que así no piense, ni diga ni haga nada, sino lo que es de vuestro mayor agrado. Así sea.

Oración a San José

Oración a San José
San José, casto esposo de la Virgen María intercede para obtenerme el don de la pureza. Tú que, a pesar de tus inseguridades personales supiste aceptar dócilmente el Plan de Dios tan pronto supiste de él, ayúdame a tener esa misma actitud para responder siempre y en todo lugar, a lo que el Señor me pida.
Varón prudente que no te apegas a las seguridades humanas sino que siempre estuviste abierto a responder a lo inesperado obtenme el auxilio del Divino Espíritu para que viva yo también en prudente abandono de las seguridades terrenales.

Modelo de celo, de trabajo constante, de fidelidad silenciosa, de paternal solicitud, obtenme esas bendiciones, para que pueda crecer cada día más en ellas y así asemejarme día a día al modelo de la plena humanidad: Nuestro Amado Jesús.
Oración a San José. Protector de las familias
Glorioso San José, protector, modelo y guía de las familias cristianas: Te ruego protejas a la mía. Haz reinar en ella el espíritu de fe y de religión, la fidelidad a los mandamientos de Dios y de la Iglesia, la paz y la unión de los hijos, el desprendimiento de los bienes temporales y el amor a los asuntos del cielo.
Dígnate velar sobre todos nuestros intereses.Ruega al Señor que bendiga nuestra casa. Otorga la paz a la familia, acierto a los hijos en la elección de estado. Concede a todos los miembros de nuestra familia y de todas las familias de la tierra, la gracia de vivir y morir en el amor de Jesús y de María. Amén.

Consagración al Santo Ángel de la Guarda

Consagración al Santo Ángel de la Guarda

Santo Ángel de la Guarda, que desde el principio de mi vida me fuiste dado para mi protección y compañía, yo, pobre pecador, quiero consagrarme a ti, en presencia de mi Dios y Señor, de María, mi Madre celestial, y de todos los Ángeles y Santos. Quiero hoy vincularme a ti para nunca separarme.

En esta íntima unión contigo: “Prometo ser siempre fiel y obediente a mi Dios y Señor y a la Santa Iglesia. Prometo proclamar siempre a María como mi Reina y Madre, y hacer de su vida el modelo de la mía. Prometo confesar mi fe en ti, santo Protector mío, y promover celosamente la devoción a los Ángeles, que son protección y auxilio, de modo especial en estos días de tinieblas y lucha espiritual por el Reino de Dios”.

Te pido, Santo Ángel de la Guarda, toda la fuerza del amor divino, para que yo sea en él inflamado.

Te pido todo el valor de la fe para que nunca yo vacile.

Te pido que ésta mi íntima unión contigo sea para mí escudo protector contra todos los ataques del enemigo.

Finalmente te pido, Santo Ángel de la Guarda, la gracia de la humildad de la Santísima Virgen para que, imitándola en esa virtud, sea yo preservado de todos los peligros, y por ti guiado a la Patria celestial. Amén.

Oremos. Dios omnipotente, concédenos el auxilio de tus Ángeles y espíritus celestiales a fin de que por ellos seamos preservados de los ataques de Satanás, de modo que, por la Preciosa Sangre de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María, libres de todos los peligros, podamos servirte en total fidelidad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

Maria Madre mia , librame de caer en pecado mortal “

Maria Madre mia , librame de caer en pecado mortal ”

Por el poder que te concedió ,
El Padre Eterno :

AVE MARIA

Ave María,
gratia plena,
Dominus tecum,
benedicta tu in muliéribus,
et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in ora mortis nostrae.
Amen.

Por la sabiduria que te concedió ,
El Hijo :

AVE MARIA

Ave María,
gratia plena,
Dominus tecum,
benedicta tu in muliéribus,
et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in ora mortis nostrae.
Amen.

Por el amor que te concedió el
Espiritu Santo :

AVE MARIA

Ave María,
gratia plena,
Dominus tecum,
benedicta tu in muliéribus,
et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in ora mortis nostrae.
Amen.

GLORIA

Gloria Patri, et Fili, et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio, et nunc et semper,
et in saeccula saeculorum,
amen.

La siguiente jaculatoria fué indulgenciada por S PIO X
y la recomendó rezar junto con esta devoción .

“Oh Maria , por Tu Inmaculada Concepción , purifica mi cuerpo y santifica mi alma “

A %d blogueros les gusta esto: