† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – DE LOS PECADOS Y DE SUS PRINCIPALES ESPECIES

✝ DOCTRINA CRISTIANA

DE LOS PECADOS Y DE SUS PRINCIPALES ESPECIES

946. ¿Cuántas clases hay de pecados?

R. Hay dos clases de pecados: original y actual.

947. ¿Qué es pecado original?

R. Pecado original es aquel con que todos nacemos y que hemos contraído por la desobediencia de nuestro primer padre Adán.

948. ¿Qué daños ha traído el pecado de Adán?

R. Los daños del pecado de Adán son: privación de la gracia, pérdida del paraíso, ignorancia, inclinación al mal, la muerte y todas las demás miserias.

949. ¿Cómo se borra el pecado original?

R. El pecado original se borra con el santo Bautismo.

950. ¿Qué es pecado actual?

R. Pecado actual es el que comete con su libre voluntad el hombre llegado al uso de razón.

951. ¿Cuántas clases hay de pecado actual?

R. Hay dos clases de pecado actual: mortal y venial.

952. ¿Qué es pecado mortal?

R. Pecado mortal es una transgresión de la ley divina, por la que el pecador falta gravemente a los deberes con Dios, con el prójimo o consigo mismo.

953. ¿Por qué se llama mortal?

R. Llámase mortal porque da muerte al alma, haciéndola perder la gracia santificante, que es la vida del alma, como el alma es la vida del cuerpo.

954. ¿Qué daños causa al alma el pecado mortal?

R. El pecado mortal priva al alma de la gracia y amistad de Dios; le hace perder el cielo; la despoja de los méritos adquiridos e incapacita para adquirir otros nuevos; la sujeta a la esclavitud del demonio; la hace merecedora del infierno y también de los castigos de esta vida.

955. Además de materia grave, ¿qué otra cosa se requiere para pecar mortalmente?

R. Para pecar mortalmente se requiere, además de materia grave, plena advertencia de esta gravedad y deliberada voluntad de pecar.

956. ¿Qué es pecado venial?

R. Pecado venial es una transgresión leve de la divina ley, por la que el pecador sólo falta levemente a alguno de los deberes con Dios, con el prójimo o consigo mismo.

957. ¿Por qué se llama venial?

R. Porque es ligero respecto del pecado mortal, no hace perder la divina gracia y Dios más fácilmente lo perdona.

958. ¿Luego no hay que hacer gran caso del pecado venial?

R. Eso sería engaño grandísimo, ya porque el pecado venial siempre contiene alguna ofensa de Dios, ya por los daños no pequeños que acarrea al alma.

959. ¿Qué daños acarrea el pecado venial?

R. El pecado venial: 1.º, debilita y entibia la caridad; 2.º, dispone al pecado mortal; 3.°, nos hace merecedores de grandes penas temporales en este mundo y en el otro.

Anuncios

† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – DE LAS OBRAS DE MISERICORDIA

DE LAS OBRAS DE MISERICORDIA

942. ¿Cuáles son las buenas obras de que se nos pedirá cuenta particular en el día del Juicio?

R. Las buenas obras de que se nos pedirá cuenta particular el día del Juicio son las obras de misericordia.

943. ¿Qué se entiende por obras de misericordia?

R. Obras de misericordia son aquellas con que se socorren las necesidades corporales o espirituales de nuestro prójimo.

944. ¿Cuáles son las principales obras de misericordia corporales?

R. Las principales obras de misericordia corporales son:
1.ª Visitar y cuidar a los enfermos.
2.ª Dar de comer al hambriento.
3.ª Dar de beber al sediento.
4.ª Dar posada al peregrino..
5.ª Vestir al desnudo.
6.ª Redimir al cautivo; y
7.ª Enterrar a los muertos.

945. ¿Cuáles son las principales obras de misericordia espirituales?

R. Las principales obras de misericordia espirituales son:
1.ª Enseñar al qué no sabe.
2.ª Dar buen consejo al que lo necesita.
3.ª Corregir al que yerra.
4.ª Perdonar las injurias.
5.ª Consolar al triste.
6.ª Sufrir con paciencia los defectos del prójimo; y
7.ª Rogar a Dios por los vivos y difuntos.

† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – DE LAS BIENAVENTURANZAS EVANGÉLICAS

DE LAS BIENAVENTURANZAS EVANGÉLICAS

927. ¿Cuántas y cuáles san las Bienaventuranzas Evangélicas?

R. Las Bienaventuranzas Evangélicas son ocho:
1.ª Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
2.ª Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra.
3.ª Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
4.ª Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos.
5.ª Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
6.ª Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
7.ª Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios; y
8.ª Bienaventurados los que padecen persecución a causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

928. ¿Por qué nos propuso Jesucristo las Bienaventuranzas?

R. Jesucristo nos propuso las Bienaventuranzas para que detestemos las máximas del mundo y nos estimulemos a amar y practicar las máximas de su Evangelio.

929. ¿Quiénes son los que el mundo llama bienaventurados?

R. El mundo llama bienaventurados a los que abundan en riquezas y honores, que viven regocijadamente y no tienen ocasión alguna de padecer.

930. ¿Quiénes son los pobres de espíritu que Jesucristo llama bienaventurados?

R. Los pobres de espíritu que Jesucristo llama bienaventurados son los que tienen el corazón desasido de las riquezas, hacen buen uso de ellas si las poseen, no las buscan con solicitud si no las tienen, y sufren con resignación su pérdida si se las quitan.

931. ¿Quiénes son los mansos?

R. Mansos son los que tratan al prójimo con dulzura y sufren con paciencia sus defectos y agravios sin quejas, resentimientos ni venganzas.

932. ¿Quiénes son los que lloran y no obstante se llaman bienaventurados?

R. Los que lloran y no obstante se llaman bienaventurados, son los qué sufren con resignación las tribu­laciones, los que se afligen por los pecados cometidos, por los males y escándalos del mundo, por verse lejos del cielo y por el peligro de perderlo.

933. ¿Quiénes son los que tienen hambre y sed de justicia?

R. Tienen hambre y sed de justicia los que ardientemente desean crecer de continuo en la divina gracia y en el ejercicio de las buenas obras.

934. ¿Quiénes son los misericordiosos?

R. Misericordiosos son los que aman en Dios y por amor de. Dios a su prójimo, se compadecen de sus miserias así espirituales como corporales y procuran aliviarlas según su fuerza y estado.

935. ¿Quiénes son los limpios de corazón?

R. Limpios de corazón son los que no tienen ningún afecto al pecado, viven apartados de él y principalmente evitan todo género de impureza.

936. ¿Quiénes son los pacíficos?

R. Pacíficos son los que conservan la paz con el prójimo y consigo mismos y procuran poner en paz a los enemistados.

937. ¿Quiénes son los que padecen persecución a causa de la justicia?

R. Padecen persecución a causa de la justicia los que sufren con paciencia las burlas, improperios y persecuciones por la fe y ley de Jesucristo.

938. ¿Qué significan los diversos premios que promete Jesucristo en las Bienaventuranzas?

R. Los diversos premios que promete Jesucristo en las Bienaventuranzas significan todos, con diversos nombres, la gloria eterna del cielo.

939. ¿Nos procuran solamente la gloria eterna del paraíso las Bienaventuranzas?

R. Las Bienaventuranzas no sólo nos procuran la gloria eterna del paraíso, sino que también son medios de llevar una vida feliz, cuanto es posible en este mundo.

940. ¿Reciben ya alguna recompensa en esta vida los que siguen las Bienaventuranzas?

R. Sí, por cierto; los que siguen las Bienaventuranzas reciben ya alguna recompensa aun en esta vida, porque gozan de una paz y contentamiento interior, que es principio aunque imperfecto de la eterna felicidad.

941. ¿Pueden llamarse felices los que siguen las máximas del mundo?

R. No; los que siguen las máximas del mundo no son felices, porque no tienen la verdadera paz del alma y corren peligro de condenarse.

† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – DE LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

DE LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

918. ¿Cuántos y cuáles son los dones del Espíritu Santo?

R. Los dones del Espíritu Santo son siete: 1.° Sabiduría, 2.° Entendimiento, 3.° Consejo, 4.° Fortaleza, 5.° Ciencia, 6.° Piedad, 7.° Temor de Dios.

919. ¿Para qué sirven los dones del Espíritu Santo?

R. Los dones del Espíritu Santo sirven para afianzarnos en la Fe, Esperanza y Caridad, y darnos prontitud para actuar las virtudes necesarias a la perfección de la vida cristiana.

920. ¿Qué es el don de la Sabiduría?

R. Sabiduría es un don con el que, alzando el entendimiento de estas cosas terrenas y caducas, contemplamos las eternas, a saber: la eterna Verdad, que es Dios, amándole y deleitándonos en El en lo cual consiste todo nuestro bien.

921. ¿Qué es Entendimiento?

R. Entendimiento es un don que facilita la inteligencia de las verdades de la Fe y de los divinos misterios, inasequibles a la luz natural de nuestro entendimiento.

922. ¿Qué es Consejo?

R. Consejo es un don con el que, en las dudas e incertidumbres de la vida humana, conocemos lo que ha de redundar en mayor gloria de Dios y salud nuestra o de nuestro prójimo.

923. ¿Qué es Fortaleza?

R. Fortaleza es un don que nos inspira valor y aliento para guardar fielmente las leyes de Dios y de la Iglesia, y con que vencemos todos los obstáculos y asaltos de nuestros enemigos.

924. ¿Qué es Ciencia?

R. Ciencia es un don con el que juzgamos rectamente de las cosas criadas, y conocemos la manera de usar bien de ellas y de enderezarlas al último fin, que es Dios.

925. ¿Qué es Piedad?

R. Piedad es un don con el que veneramos y amamos a los Santos y conservamos un corazón piadoso y benévolo para con nuestro prójimo por amor de Dios.

926. ¿Qué es Temor de Dios?

R. Temor de Dios es un don que nos inspira reverencia de Dios y temor de ofenderle, y nos aparta del mal moviéndonos al bien.

† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – 8 °-De las virtudes cardinales

8 °-De las virtudes cardinales

912. ¿Cuáles son las virtudes cardinales?

R. Las virtudes cardinales son: Prudencia, Justicia, Fortaleza y, Templanza.

913. ¿Por qué la Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza se llaman virtudes cardinales?

R. La Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza se llaman virtudes cardinales porque son como el quicio Y fundamento de las virtudes morales.

914. ¿Qué es Prudencia?

R. Prudencia es la virtud que ordena todas las acciones al debido fin, y para ello busca los medios convenientes de modo que la obra salga bien hecha, y por tanto, agradable al Señor.

915. ¿Qué es Justicia?

R. Justicia es la virtud por la que damos a cada uno lo suyo.

916. ¿Qué es Fortaleza?

R. Fortaleza es la virtud que nos hace animosos para no temer ningún peligro, ni la misma muerte, por el servicio de Dios.

917. ¿Qué es Templanza?

R. Templanza es la virtud por la que refrenamos los deseos desordenados de los placeres sensibles y usamos con moderación, de los bienes temporales.

† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – 7.°-De la Caridad

7.°-De la Caridad

898. ¿Qué es Caridad?

R. Caridad es una virtud sobrenatural infundida por Dios en nuestra alma, con la que amamos a Dios por Sí mismo sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.

899. ¿Por qué motivos hemos de amar a Dios?

R. Hemos de amar a Dios porque es el sumo Bien, infinitamente bueno y perfecto, y, además, por el mandamiento que nos ha dado de amarle y por tantos beneficios como de Él recibimos.

900. ¿De qué manera hemos de amar a Dios?

R. Hemos de amar a Dios sobre todas las cosas, con todo el corazón, con toda la mente, con toda el alma y con todas las fuerzas.

901. ¿Qué quiere decir amar a Dios sobre todas las cosas?

R. Amar a Dios sobre todas las cosas quiere decir que le hemos de preferir a todas las criaturas más queridas y perfectas y estar dispuestos a perderlo todo antes que ofenderle y dejar de amarle.

902. ¿Qué quiere decir amar a Dios de todo corazón?

R. Amar a Dios de todo corazón quiere decir consagrarle todos nuestros afectos.

903. ¿Qué quiere decir amar a Dios con toda la mente?

R. Amar a Dios con toda la mente quiere decir encaminar a El todos nuestros pensamientos.

904. ¿Qué quiere decir amar a Dios con toda el alma?

R. Amar a Dios con toda el alma quiere decir consagrarle el uso de todas las potencias de nuestra alma.

905. ¿Qué quiere decir amar a Dios con todas nuestras fuerzas?

R. Amar a Dios con todas nuestras fuerzas quiere decir que procuremos crecer constantemente en su amor y obrar de modo que todas nuestras acciones tengan por motivo y por fin su amor y el deseo de agradarle.

906. ¿Por qué hemos de amar al prójimo?

R. Hemos de amar al prójimo porque Dios lo manda y porque todo hombre es imagen suya.

907. ¿Estamos obligados a amar aun a los enemigos?

R. Sí; estamos obligados a amar aun a los enemigos, porque también son nuestro prójimo y porque Jesucristo lo mandó expresamente.

908. ¿Qué quiere decir amar al prójimo como a nosotros mismos?

R. Amar al prójimo como a nosotros mismos quiere decir desearle y hacerle en cuanto sea posible el bien que debemos querer para nosotros y no desearle ni hacerle mal alguno.

909. ¿Cuándo nos amamos a nosotros mismos como debemos?

R. Nos amamos a nosotros mismos como debemos cuando buscamos el servicio de Dios y ponemos en El toda nuestra felicidad.

910. ¿Cómo se pierde la Caridad?

R. La Caridad se pierde por cualquier pecado mortal.

911. ¿Cómo se recobra la Caridad?

R. La Caridad se recobra con actos de amor de Dios y con el arrepentimiento y la confesión bien hecha.

† ﻥ DOCTRINA CRISTIANA – 6 °-De la Esperanza

6 °-De la Esperanza

893. ¿Qué es Esperanza?

R. Esperanza es una virtud sobrenatural, infundida por Dios en nuestra alma, y con la cual deseamos y esperamos la vida eterna que Dios ha prometido a los que le sirven y los medios necesarios para alcanzarla.

894. ¿Por qué hemos de esperar de Dios la bienaventuranza y los medios necesarios para alcanzarla?

R. Hemos de esperar de Dios la bienaventuranza y los medios necesarios para alcanzarla porque Dios misericordiosísimo, por los méritos de nuestro Señor Jesucristo, lo ha prometido a quien le sirve de corazón, y como es fidelísimo y omnipotente, siempre cumple sus promesas.

895. ¿Cuáles son las condiciones necesarias para alcanzar la bienaventuranza?

R. Las condiciones necesarias para alcanzar la bienaventuranza son: la gracia de Dios, el ejercicio de las buenas obras y la perseverancia en el amor divino hasta la muerte.

896. ¿Cómo se pierde la Esperanza?

R. Piérdese la Esperanza  siempre y cuando se pierda la fe; piérdese asimismo por el pecado de desesperación o de presunción.

897. ¿Cómo se recobra la Esperanza perdida?

R. La Esperanza perdida se recobra con el arrepentimiento del pecado cometido y avivando de nuevo la confianza en la bondad de Dios.

A %d blogueros les gusta esto: