CARTA DEL PADRE PÍO SOBRE EL ÁNGEL CUSTODIO

CARTA DEL PADRE PÍO SOBRE EL ÁNGEL CUSTODIO

Dios ama infinitamente a cada uno de los hombres. Tanto les ama que ha dispuesto un ángel especialmente a cada hombre. Este ángel se llama el ÁNGEL CUSTODIO o el ÁNGEL DE LA GUARDA.

MISIÓN DEL ÁNGEL CUSTODIO

– La misión del ángel custodio es AYUDAR AL HOMBRE A ALCANZAR SU SALVACIÓN, es decir, a llegar al cielo.
– Así como los hermanos mayores cuidan de los pequeños, así los ángeles custodios nos asisten a los hombres hasta introducirnos felizmente en la casa paterna. Entonces habrán cumplido su misión.
– Es doctrina que todos y cada uno de los hombres tenemos un Ángel Custodio. -Su misión comienza en el momento de la concepción del hombre y termina hasta el momento de la muerte.

Así le escribía el 15 de julio de 1915, el Padre Pío de Pietrelcina a Ana Rodote:

“Que el buen Ángel Custodio vele sobre ti. Él es tu conductor, que te guía por el áspero sendero de la vida. Que te guarde siempre en la gracia de Jesús, te sostenga con sus manos para que no tropieces en cualquier piedra, te proteja bajo sus alas de las insidias del mundo, del demonio y de la carne.
“Tenle gran devoción a este Ángel Bienhechor. ¡Qué consolador es el pensamiento de que junto a nosotros hay un espíritu que desde la cuna hasta la tumba, no nos deja ni un instante ni siquiera cuando nos atrevemos a pecar!
“Este espíritu celeste nos guía y nos protege como un amigo o un hermano. Es también consolador saber que este ángel reza incesantemente por nosotros, ofrece a Dios todas las buenas acciones y obras que hacemos; y nuestros pensamientos y deseos, si son puros.
“Por caridad, no te olvides de este compañero invisible, siempre presente y siempre pronto a escucharnos y más todavía para consolarnos. ¡Oh, feliz compañía, si supiésemos comprenderla!”.

¿CÓMO PUEDE AYUDARTE EL ÁNGEL CUSTODIO?

– Tu Ángel Custodio es una muestra más del amor y de la bondad de Dios contigo.
– A tu Ángel Custodio, Dios le permite llegar directamente a tu imaginación (sin palabra alguna), suscitando imágenes, recuerdos, impresiones que te señalen el camino correcto a seguir.

Tu Ángel Custodio puede ayudarte de las siguientes formas:

a) Darte AUXILIO ESPIRITUAL: Puede si tú se lo pides, ayudarte a que tu oración sea mejor, a que no te distraigas, puede sugerirte propósitos para mejorar o formas de concretar algún buen deseo, puede ayudarte en el apostolado, en el trato con las personas que te rodean…

b) Darte, además, algún AUXILIO MATERIAL: Puede si se lo pides, ayudarte en las pequeñas necesidades de la vida cotidiana como por ejemplo: no perder el autobús, ayuda en un examen que has estudiado, encontrar algo que habías perdido, acordarte un asunto olvidado que es necesario tener presente…
c) PROTEGERTE de los peligros del alma: tu Ángel Custodio te cuida contra las tentaciones que te invitan a cometer un pecado.
d) PROGERTE de los peligros del cuerpo: por ejemplo un tropiezo, un choque, un accidente, una enfermedad…
La Biblia dice: “Te enviará a sus ángeles para que no tropieces en piedra alguna” (Salmo 90,11). Darte consejo prudente. Llamarte al bien.
f) Animarte.
g) Confortarte, consolarte.
h) Ayudarte en todo aquello que sea bueno en tu camino de salvación.
– Finalmente es importante que recuerdes que los ángeles no tienen el poder de Dios ni su sabiduría infinita. Pueden ayudarte porque Dios se los permite.
Procuremos ser devotos y agradecidos con nuestro Ángel. Invócalo en tus necesidades.

ORACIÓN A MI ÁNGEL

Ángel de la paz, Ángel de la Guarda, a quien soy encomendado, mi defensor, mi vigilante centinela.
Gracias te doy, que me libraste de muchos daños del cuerpo y del alma.
Gracias te doy, que estando durmiendo me velaste, y despierto, me encomendaste; al oído, con santas inspiraciones me avisaste.
Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo, consejero, protector y fiel guarda mía; muro fuerte de mi alma, defensor y compañero celestial.
En mis desobediencias, vilezas y descortesías, ayúdame y guárdame siempre de noche y de día.
Amén.

Quien tiene Ángel de la guarda no pisara en vano, su Ángel de la Guarda lo guiara hasta su final. Pero quien no tiene un Ángel de la Guarda, vive en la oscuridad, está completamente ciego, solo, porque no quiere ayuda de nadie.

Invocaciones al Santo Ángel de la Guarda

angel-de-la-guarda22junio

Invocaciones al Santo Ángel de la Guarda
Santo Ángel, mi consejero, inspírame;
Santo Ángel, mi defensor, protégeme;
Santo Ángel, mi fiel amigo, intercede por mi;
Santo Ángel, mi consuelo, confórtame;
Santo Ángel, mi hermano, defiéndeme;
Santo Ángel, mi maestro, instrúyeme;
Santo Ángel, testigo de todas mis acciones, purifícame;
Santo Ángel, mi auxilio, sosténme;
Santo Ángel, mi intercesor, intercede por mí;
Santo Ángel, mi guía, oriéntame;
Santo Ángel, mi luz, ilumíname;
Santo Ángel, que fuiste designado por Dios para guiarme, condúceme.
AMÉN AMÉN AMÉN

Oración al Angel de la Guarda

angel-de-la-guarda

 

Oración al Angel de la Guarda

Angel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día
Las horas que pasan,
las horas del día,
si tú estás conmigo
serán de alegría
No me dejes solo,
sé en todo mi guía;
sin Ti soy chiquito
y me perdería
Ven siempre a mi lado,
tu mano en la mía.
¡Ángel de la guarda,
dulce compañía!
Bendita la luz del día
y el Señor que nos la envía.
¡Bendito el Niño Jesús,
bendita Santa María!
Con Dios me acuesto,
con Dios me levanto,
con la Virgen María
y el Espíritu Santo
Cuatro esquinitas
tiene mi cama,
cuatro angelitos
guardan mi alma
Todos le llevan al niño,
yo también le llevaré,
una jarra de manteca
y un tazón de dulce miel.
Todos le llevan al niño,
yo también le llevaré,
las cosas que a mí me gustan
para que goce Emmanuel.
Me ha contado Jesusito:
viene para que yo sea
un angelito en el cielo
y su amigo aquí en la tierra.
Yo le he dicho a Jesusito
que yo seré aquí en la tierra
su amiguito para siempre
y que en el cielo le vea.
Jesusito de mi vida,
eres niño como yo,
mira cuanto que te quiero
que te doy mi corazón.
¡Tómalo! ¡Tómalo!
Tuyo es, y mío no.

SOBRE EL ÁNGEL CUSTODIO, CARTA DEL PADRE PÍO

SOBRE EL ÁNGEL CUSTODIO, CARTA DEL PADRE PÍO

Dios ama infinitamente a cada uno de los hombres. Tanto les ama que ha dispuesto un ángel especialmente para cada hombre. Este ángel se llama el ÁNGEL CUSTODIO o el ÁNGEL DE LA GUARDA.

MISIÓN DEL ÁNGEL CUSTODIO

– La misión del ángel custodio es AYUDAR AL HOMBRE A ALCANZAR SU SALVACIÓN, es decir, a llegar al cielo.

– Así como los hermanos mayores cuidan de los pequeños, así los ángeles custodios nos asisten a los hombres hasta introducirnos felizmente en la casa paterna. Entonces habrán cumplido su misión.

– Es doctrina que todos y cada uno de los hombres tenemos un Ángel Custodio.

-Su misión comienza en el momento de la concepción del hombre y termina hasta el momento de la muerte.

CARTA DEL PADRE PÍO SOBRE EL ÁNGEL DE LA GUARDA

Así le escribía el 15 de julio de 1915, el Padre Pío de Pietrelcina a Ana Rodote:

“Que el buen Ángel Custodio vele sobre ti. Él es tu conductor, que te guía por el áspero sendero de la vida. Que te guarde siempre en la gracia de Jesús, te sostenga con sus manos para que no tropieces en cualquier piedra, te proteja bajo sus alas de las insidias del mundo, del demonio y de la carne.

“Tenle gran devoción a este Ángel Bienhechor. ¡Qué consolador es el pensamiento de que junto a nosotros hay un espíritu que desde la cuna hasta la tumba, no nos deja ni un instante ni siquiera cuando nos atrevemos a pecar!

“Este espíritu celeste nos guía y nos protege como un amigo o un hermano. Es también consolador saber que este ángel reza incesantemente por nosotros, ofrece a Dios todas las buenas acciones y obras que hacemos; y nuestros pensamientos y deseos, si son puros.

“Por caridad, no te olvides de este compañero invisible, siempre presente y siempre pronto a escucharnos y más todavía para consolarnos. ¡Oh, feliz compañía, si supiésemos comprenderla!”.

¿CÓMO PUEDE AYUDARTE EL ÁNGEL CUSTODIO?

– Tu Ángel Custodio es una muestra más del amor y de la bondad de Dios contigo.

– A tu Ángel Custodio, Dios le permite llegar directamente a tu imaginación (sin palabra alguna), suscitando imágenes, recuerdos, impresiones que te señalen el camino correcto a seguir.

Tu Ángel Custodio puede ayudarte de las siguientes formas:

a) Darte AUXILIO ESPIRITUAL:

Puede si tú se lo pides, ayudarte a que tu oración sea mejor, a que no te distraigas, puede sugerirte propósitos para mejorar o formas de concretar algún buen deseo, puede ayudarte en el apostolado, en el trato con las personas que te rodean…

b) Darte, además, algún AUXILIO MATERIAL:

Puede si se lo pides, ayudarte en las pequeñas necesidades de la vida cotidiana como por ejemplo: no perder el autobùs, ayuda en un examen que has estudiado, encontrar algo que habías perdido, acordarte un asunto olvidado que es necesario tener presente…

c) PROTEGERTE de los peligros del alma:
tu Ángel Custodio te cuida contra las tentaciones que te invitan a cometer un pecado.

d) PROTEGERTE de los peligros del cuerpo:
por ejemplo un tropiezo, un choque, un accidente, una enfermedad… La Biblia dice: ¨Te enviará a sus ángeles para que no tropieces en piedra alguna¨ (Sal 90,11).

e) Darte consejo prudente. Llamarte al bien.
f) Animarte.

g) Confortarte, consolarte.

h) Ayudarte en todo aquello que sea bueno en tu camino de salvación.

– Finalmente es importante que recuerdes que los ángeles no tienen el poder de Dios ni su sabiduría infinita. Pueden ayudarte porque Dios se los permite.

Procuremos ser devotos y agradecidos con nuestro Ángel. Invocalo en tus necesidades.

ORACIÓN AL SANTO ANGEL DE LA GUARDA (San Juan Berchmans)

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo te venero como a protector, te amo como a custodio; me someto a tu dirección y me entrego todo a ti, para ser gobernado por ti. Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo te suplico, que cuando sea ingrato para ti y obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario, ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de él; enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído; sosténme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna. Amén.

TU ANGEL

HABIA UNA VEZ UNA NIÑITA SENTADA EN UN PARQUE. TODOS LE PASABAN POR UN LADO Y NUNCA NADIE SE DETENIA A PREGUNTARLE QUE LE OCURRIA. VESTIDA CON UN TRAJE DESCOLORIDO, ZAPATOS ROTOS Y SUCIOS, LA PEQUEÑA NIÑA SE QUEDABA SENTADA MIRANDO A TODO EL MUNDO PASAR. ELLA NUNCA TRATO DE HABLAR, NO DIJO UNA PALABRA. MUCHAS PERSONAS PASARON PERO NADIE SE DETUVO.

AL DIA SIGUIENTE YO DECIDI VOLVER AL PARQUE A VER SI LA PEQUEÑA NIÑA ESTABA AHI. SI, AHI ESTABA. EN EL MISMO LUGAR EN EL QUE ESTABA AYER. CON LA MISMA MIRADA DE TRISTEZA EN SUS OJOS. ME DIRIGI HACIA ELLA Y AL ACERCARME NOTE QUE EN SU ESPALDA HABIA UNA JOROBA. ELLA ME MIRO CON UNA TRISTEZA TAN PROFUNDA QUE ME ROMPIO EL ALMA. ME SENTE A SU LADO Y SONRIENDO LE DIJE: “HOLA”. LA PEQUEÑA ME MIRO SORPRENDIDA Y CON UNA VOZ MUY BAJA RESPONDIO A MI SALUDO. HABLAMOS HASTA QUE LOS ÚLTIMOS RAYOS DE SOL DESAPARECIERON. CUANDO SOLO QUEDABAMOS NOSOTROS DOS Y LA OSCURIDAD ALREDEDOR, LE PREGUNTE POR QUE ESTABA TAN TRISTE. LA PEQUEÑA ME MIRO Y CON LAGRIMAS EN LOS OJOS ME DIJO: “PORQUE SOY DIFERENTE”.
YO RESPONDI CON UNA SONRISA: “LO ERES”. Y ELLA DIJO AUN MAS TRISTE:
“LO SE”. YO LE DIJE: “PEQUEÑA, SER DIFERENTE NO ES MALO. TU ME RECUERDAS A UN ANGEL, DULCE E INOCENTE”. ELLA ME MIRO, SONRIO Y POR PRIMERA VEZ SUS OJOS BRILLARON CON LA LUZ DE LA ALEGRIA. DESPACIO ELLA SE LEVANTO Y DIJO: “¿ES CIERTO LO QUE ACABAS DE DECIR?” “SI”, YO LE RESPONDI. “ERES COMO UN PEQUEÑO ANGEL GUARDIAN ENVIADO PARA PROTEGER A TODOS LOS QUE CAMINAN POR AQUI”.
ELLA MOVIO SU CABEZA AFIRMATIVAMENTE Y SONRIO. ANTE MIS OJOS ALGO
MARAVILLOSO OCURRIO. SU JOROBA SE ABRIO Y DOS HERMOSAS ALAS SALIERON DE AHI.
ELLA ME MIRO SONRIENTE Y DIJO: “YO SOY TU ANGEL GUARDIAN”.

NO SABIA QUE DECIR. ELLA ME DIJO:

“POR PRIMERA VEZ PENSASTE EN ALGUIEN MAS”

YO ME LEVANTE Y PREGUNTE POR QUE NADIE LE HABIA AYUDADO. ELLA ME MIRO Y SONRIENDO DIJO: “TU ERES LA UNICA PERSONA QUE PODIA VERME”. Y ANTE MIS OJOS DESAPARECIO. DESPUES DE ESE ENCUENTRO MI VIDA DIO UN GIRO DE 360 GRADOS….

CUANDO PIENSES QUE SOLO TE TIENES A TI MISMO, RECUERDA QUE TU ANGEL GUARDIAN ESTA SIEMPRE PENDIENTE DE TI.

A %d blogueros les gusta esto: