Rosario de la Transfiguración

RosarioTransfiguracion_020816

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR 
Mt 17,1-9 Mc 9,2-10 Lc 9,28-36
Señal de la cruz 
El Credo
¡ Oh Luz gozosa de la santa gloria del Padre celeste, inmortal, santo y feliz Jesucristo!.
Al llegar el ocaso del sol, contemplando la luz de la tarde, cantamos al Padre y al Hijo y al Espíritu de Dios.
Tú eres digno de ser alabado siempre por santas voces. Hijo de Dios, que nos das la vida, el universo proclama tu gloria.
Oración inicial para todos los días 
Padre Eterno concédenos la gracia de recibir el Espíritu Santo que transfigura nuestra vida, nuestros actos, nuestros pensamientos en Jesús, Camino, Verdad y Vida; que nuestro cuerpo sea iluminado por la Presencia de la Santísima Trinidad.
EN LA PRIMERA DECENA CONTEMPLAMOS LA VOZ DEL PADRE 
Se oyó una voz que decía desde la nube: «Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilección: escúchenlo».  Lc 9,35
ORACIÓN
Padre lleno de amor, tú que te manifestaste haciendo oir tu voz, haz que tus pastores escuchen siempre fielmente la voz de tu Hijo amado.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
EN LA SEGUNDA DECENA CONTEMPLAMOS LA  PRESENCIA DEL ESPÍRITU SANTO
Pedro,…todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y se oyó una voz desde la nube. Mt 17,5
ORACION
Tú qué hiciste que del seno de las tinieblas brillara la luz y has hecho brillar nuestros corazones para que contemplaran tu gloria en el rostro de Cristo, haz que tu Iglesia viva atenta a la contemplación de las maravillas de tu Hijo amado.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor,  nos haga ver la luz.
EN LA TERCERA DECENA CONTEMPLAMOS  LA  DIVINIDAD DE JESÚS
Allí se transfiguró en presencia de ellos: su rostro resplandecía como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz.  Mt 17, 2
ORACION 
Tú que nos has llamado, ilumina a todas las familias con el Evangelio, para que lleguen al conocimiento de la vida eterna.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
EN EL CUARTO MISTERIO CONTEMPLAMOS  EL MISTERIO DE LA MUERTE Y RESURRECCIÓN
Los discípulos cayeron con el rostro en tierra, llenos de temor. Jesús se acercó a ellos y, tocándolos, les dijo: «Levántense, no tengan miedo». Cuando alzaron los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús solo.  Mt 17, 6-8
ORACION
Padre amantísimo, tú que has querido llamarnos hijos tuyos y que lo fuéramos en verdad, haz que, cuando Cristo se manifieste en su gloria, nosotros seamos semejantes a él.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
EN LA QUINTA DECENA CONTEMPLAMOS LA PROMESA DE LA GLORIA FUTURA
Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó: «No hablen a nadie de esta visión, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos». Mt 17, 9
ORACION
Señor, tú que nos nutres de lo sabroso de tu casa y nos das a beber del torrente de tus delicias, haz que los jóvenes y niños sepan contemplar en la gloria de tu Hijo transfigurado nuestra futura condición gloriosa.
Padre Nuestro…
Dios te salve María (x10)
Gloria al Padre
JACULATORIA
Que tu luz, Señor, nos haga ver la luz.
OREMOS POR LAS INTENCIONES DEL SANTO PADRE FRANCISCO
Padre Nuestro
Ave María (X3)
Gloria
Salve
LETANÍAS AL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS  
Señor, ten piedad de nosotros                               Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros                              Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros                               Señor, ten piedad de nosotros
Jesús, óyenos                                                     Jesús, óyenos
Jesús,escúchanos                                               Jesús, escúchanos
Dios, Padre celestial,                                           ten piedad de nosotros
Dios, Hijo Redentor del mundo,                             ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo,                                                            “
Santísima Trinidad, un solo Dios,
Jesús, Hijo de Dios vivo,
Jesús, esplendor del Padre,
Jesús, pureza de la luz eterna,
Jesús, rey de la gloria,
Jesús, sol de justicia,
Jesús, hijo de la Virgen María,
Jesús, amable,
Jesús, admirable,
Jesús, Dios fuerte,
Jesús, Padre del siglo futuro,
Jesús, mensajero del plan divino,
Jesús, todopoderoso,
Jesús, pacientísimo,
Jesús, obedientísimo,
Jesús, manso y humilde de corazón,
Jesús, amante de la castidad,
Jesús, amador nuestro
Jesús, Dios de paz
Jesús, autor de la vida,
Jesús, modelo de las virtudes,
Jesús, celoso de la salvación de las almas,
Jesús, nuestro refugio,
Jesús, padre de los pobres,
Jesús, tesoro de los fieles,
Jesús, pastor bueno,
Jesús, verdadera luz,
Jesús, sabiduría eterna,
Jesús, bondad infinita,
Jesús, camino y vida nuestra,
Jesús, alegría de los ángeles,
Jesús, rey de los patriarcas,
Jesús, maestro de los apóstoles,
Jesús, doctor de los evangelistas,
Jesús, fortaleza de los mártires,
Jesús, luz de los confesores,
Jesús, pureza de las vírgenes,
Jesús, corona de todos los santos,
Senos propicio;      perdónanos, Jesús.
Senos propicio;      perdónanos, Jesús.
Senos propicio;      escúchanos, Jesús.
De todo mal,                                                   líbranos Jesús.
De todo pecado,                                                   “
De tu ira,                                                              “
De las asechanzas del demonio,
Del espíritu impuro,
De la muerte eterna,
Del menosprecio de tus inspiraciones,
Por el misterio de tu santa encarnación,
Por tu natividad,
Por tu infancia,
Por tu vida divina,
Por tus trabajos,
Por tu agonía y pasión,
Por tu cruz y desamparo,
Por tus sufrimientos,
Por tu muerte y sepultura,
Por tu resurrección,
Por tu ascensión,
Por tu institución de la santísima eucaristía,
Por tus gozos,
Por tu gloria,
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   perdónanos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   óyenos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,   ten piedad de nosotros.
Jesús, óyenos.           Jesús, óyenos.
Jesús, escúchanos.    Jesús, escúchanos.
ORACIÓN FINAL
Dios nuestro, que en la Transfiguración gloriosa de tu Hijo unigénito fortaleciste nuestra fe con el testimonio de Moisés y Elías y nos dejaste entrever la gloria que nos espera como hijos tuyos, concédenos seguir el Evangelio de Cristo para compartir con Él la herencia de tu Reino. Por nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

Oración al Divino Niño

Niño Jesus

Divino Niño Jesús, dueño de mi corazón y mi vida,
mi tierno y adorado Niño,
llego hasta Ti lleno de esperanza,
llego a Ti suplicando tu misericordia,
quiero pedirte los abundantes bienes
que derramas sobre tus fieles devotos,
los que tus bracitos abiertos
reparten con amor y generosidad.
Oh Niño amado, bendito Salvador,
quédate siempre conmigo
para separarme del mal
y hacerme semejante a Ti,
haciendo que crezca en sabiduría y gracia
delante de Dios y de los hombres.
¡Oh dulce y pequeño Niño Jesús,
yo te amaré siempre con toda mi alma!
Divino Niño Jesús, bendícenos
Divino Niño Jesús, escúchanos
Divino Niño Jesús, ayúdanos.
Niño amable de mi vida,
consuelo del cristiano,
la gracia que necesito tanto
y que me causa desesperación y agobio,
que hace que sienta intranquilidad en mi vida
pongo en tus benditas manos:
(pedir con mucha fe lo que se desea conseguir).
Padrenuestro que estas en los cielos…
Tú que sabes mis pesares
pues todo te lo confío,
concede la paz a los angustiados
y dale alivio al corazón mío.
Dios te salve María llena eres de gracia…
Y aunque tu amor no merezco,
no recurriré a ti en vano,
pues eres hijo de Dios
y auxilio de los cristianos.
Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo…
Acuérdate oh Niño Santo amado,
que jamás se oyó decir,
que alguno haya implorado ante Ti
sin tu auxilio recibir,
por ello, con sencillez y confianza,
humilde y arrepentido,
lleno de amor y esperanza,
sabiendo los milagros que obras
y lo rápido que concedes remedio,
con ilusión este favor yo te pido:
(repetir lo que se quiere obtener).
Divino Niño Jesús, bendícenos,
Divino Niño Jesús, escúchanos,
Divino Niño Jesús, consuélanos,
Divino Niño Jesús, ayúdanos,
Divino Niño Jesús, protégenos,
Divino Niño Jesús defiéndenos,
Divino Niño Jesús, en ti confiamos.
Así sea.
Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.

Invocaciones al Santo Ángel de la Guarda

angel-de-la-guarda22junio

Invocaciones al Santo Ángel de la Guarda
Santo Ángel, mi consejero, inspírame;
Santo Ángel, mi defensor, protégeme;
Santo Ángel, mi fiel amigo, intercede por mi;
Santo Ángel, mi consuelo, confórtame;
Santo Ángel, mi hermano, defiéndeme;
Santo Ángel, mi maestro, instrúyeme;
Santo Ángel, testigo de todas mis acciones, purifícame;
Santo Ángel, mi auxilio, sosténme;
Santo Ángel, mi intercesor, intercede por mí;
Santo Ángel, mi guía, oriéntame;
Santo Ángel, mi luz, ilumíname;
Santo Ángel, que fuiste designado por Dios para guiarme, condúceme.
AMÉN AMÉN AMÉN

Oración al Angel de la Guarda

angel-de-la-guarda

 

Oración al Angel de la Guarda

Angel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día
Las horas que pasan,
las horas del día,
si tú estás conmigo
serán de alegría
No me dejes solo,
sé en todo mi guía;
sin Ti soy chiquito
y me perdería
Ven siempre a mi lado,
tu mano en la mía.
¡Ángel de la guarda,
dulce compañía!
Bendita la luz del día
y el Señor que nos la envía.
¡Bendito el Niño Jesús,
bendita Santa María!
Con Dios me acuesto,
con Dios me levanto,
con la Virgen María
y el Espíritu Santo
Cuatro esquinitas
tiene mi cama,
cuatro angelitos
guardan mi alma
Todos le llevan al niño,
yo también le llevaré,
una jarra de manteca
y un tazón de dulce miel.
Todos le llevan al niño,
yo también le llevaré,
las cosas que a mí me gustan
para que goce Emmanuel.
Me ha contado Jesusito:
viene para que yo sea
un angelito en el cielo
y su amigo aquí en la tierra.
Yo le he dicho a Jesusito
que yo seré aquí en la tierra
su amiguito para siempre
y que en el cielo le vea.
Jesusito de mi vida,
eres niño como yo,
mira cuanto que te quiero
que te doy mi corazón.
¡Tómalo! ¡Tómalo!
Tuyo es, y mío no.

Oraciones por los no nacidos

Rosario de los No Nacidos

Oramos por todas las Madres que tienen miedo de ser Madres. Oramos por todas las que se sienten amenazadas y abrumadas por sus embarazos.

+ Comencemos levantando nuestros rosarios al Cielo diciendo:

Reina Celestial, con este rosario enlazamos a todos los pecadores y todas las naciones a Tu Inmaculado Corazón…  

+ Señal de la Cruz:

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+ Oración:

Padre Celestial, durante este tiempo de crisis mundial, permite que todas las almas encuentren su paz y seguridad en Tu Divina Voluntad. Otorga a cada alma la gracia para entender que Tu Voluntad es el Amor Santo en el momento presente. Padre Benévolo, ilumina cada conciencia para que vea las formas en que no está viviendo en Tu Voluntad. Concede al mundo la gracia para cambiar y el tiempo para hacerlo. Amén.

 

Después de cada misterio, recitemos las siguientes jaculatorias:

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

+ GLORIA: Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

+ JACULATORIA DE FÁTIMA: Oh buen Jesús, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo especialmente a las más necesitadas de Tu infinita misericordia.

“Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti

+ JACULATORIA DE LOS NO NACIDOS:

¡Jesús, protege y salva a los no Nacidos!

 

MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes)

+ La Agonía de Jesús en el Huerto Oremos por las madres y padres que se encuentran en agonía por la tentación de abortar a un hijo. Que les den a ellos, la buena nueva de que existen alternativas al aborto, y que hagan uso de toda la asistencia que tienen a su disponibilidad.

Padre Nuestro… Diez veces el Ave María… Jaculatorias

+ La Flagelación Así como el Cuerpo de Cristo era desgarrado por los instrumentos de los que lo flagelaban, también los cuerpos de los niños en el vientre de sus Madres, son desgarrados por los instrumentos de los abortistas. Oremos para que los abortistas se arrepientan por asesinar a los niños.

Padre Nuestro… Diez veces el Ave María… Jaculatorias

+ La Coronación de Espinas Jesús sufrió en silencio el dolor de las espinas que penetraban su cabeza. Oremos por las Madres y Padres de los niños abortados. Hay tantos que sufren la pena, el dolor y el arrepentimiento de haber tomado esa decisión que es irrevocable. Hay tantos que sufren en silencio, porque otros les dijeron que era lo normal y que no era gran cosa.

Padre Nuestro… Diez veces el Ave María… Jaculatorias

+ Jesús Condenado a Muerte, Lleva la Cruz al Calvario Jesús no fue condenado por el poder de la gente malvada. Él fue condenado por el silencio de la gente buena. El silencio siempre ayuda al opresor, nunca a la víctima. Oremos para que nosotros nunca guardemos silencio contra el aborto, sino que hablemos efectivamente para salvar a los niños de la muerte.

Padre Nuestro… Diez veces el Ave María… Jaculatorias

+ Crucifixión y Muerte del Señor Al meditar sobre la muerte de Cristo, recordemos las muchas mujeres que han muerto por causa de los supuestos “abortos seguros y legales”. Pidamos perdón y misericordia por ellas. Que su muerte sea, para otras mujeres, la salvación, para que no cometan ese error trágico.

Padre Nuestro… Diez veces el Ave María… Jaculatorias

 

Letanías en respuesta al Aborto

Señor, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros. Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos. Cristo óyenos.

Cristo, escúchanos. Cristo escúchanos.

Ahora todos repiten: TEN PIEDAD DE NOSOTROS

Dios Padre, Creador del mundo…

Dios Hijo, por quien todo fue creado…

Dios Espíritu Santo, Señor y Dador de Vida…

Señor Jesús, Principio y Fin…

Señor Jesús, Camino, Verdad, y Vida…

Señor Jesús, Resurrección y Vida

Señor Jesús, Palabra Eterna de Vida…

Señor Jesús, que moraste en el vientre de la Virgen María…

Señor Jesús, Tú que amas a los pobres y a los débiles…

Señor Jesús, Defensor de los indefensos…

Señor Jesús, Pan de Vida…

Por cada pecado cometido en contra de la vida…

Por el pecado del aborto…

Por el asesinato diario de los niños inocentes…

Por el derramamiento de sangre en toda nuestra nación…

Por el clamor silencioso de todos Tus hijos…

Por el asesinato de tus futuros discípulos…

Por el abuso de las mujeres por el aborto…

Por el silencio de Tu gente…

Por la indiferencia de Tu gente…

Por la cooperación de Tu gente en esta tragedia…

Ahora respondemos: SEÑOR, ATIENDE NUESTRA SUPLICA.

Por nuestras hermanas y hermanos no nacidos que son asesinados por el aborto…

Por los hermanos y hermanas no nacidos en peligro de aborto…

Por nuestros hermanos y hermanas que han sobrevivido al aborto…

Por las Madres que han tenido abortos…

Por las Madres que sufren la tentación de tener un aborto…

Por las Madres que sienten la presión de tener un aborto…

Por la Madres que han rechazado el aborto…

Por los Padres de los niños abortados…

Por las Familias de los niños abortados…

Por las Familias de los que han sido tentados por tener un aborto…

Por los abortistas…

Por los que asisten y cooperan con los abortos…

Por los doctores y las enfermeras, que puedan cultivar la vida…

Por los líderes de gobierno, que puedan defender la vida…

Por el clero, que puedan hablar a favor de la vida…

Por el movimiento pro vida…

Por todos los que hablan, escriben y trabajan por eliminar el aborto…

Por todos los que ayudan a proveer alternativas al aborto…

Por todos los que promueven la adopción…

Por los grupos pro vida nacionales y locales…

Por la unidad en el movimiento pro vida…

Por el valor y la perseverancia del trabajo pro vida…

Por los que sufren de rechazo y ridiculez por su posición a favor de la vida…

Por los que han sido detenidos por defender la vida…

Por los que han sido maltratados y lastimados por defender la vida…

Por los profesionales de leyes…

Por los jueces y las cortes…

Por los policías…

Por los educadores…

Por los profesionales de los medios de comunicación…

Ahora respondemos: TE DAMOS GRACIAS SEÑOR

En acción de gracias por los niños salvados del aborto…

En acción de gracias por las Madres salvadas y sanadas del aborto…

En acción de gracias por los que antes apoyaban el aborto y ahora defienden la vida…

En acción de gracias por todos los que se oponen al aborto…

En acción de gracias por el llamado a ser parte del movimiento pro vida…

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo… Sálvanos, Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo… Óyenos, Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo… Ten piedad y Misericordia de nosotros.

 

Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Oh Virgen Gloriosa y Bendita! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo. Amén.

 

Oremos, Dios todopoderoso, Tú has creado todo por medio de Tu Hijo Jesucristo. Él venció el poder de la muerte por medio de Su Misterio Pascual. Que todos los que se confiesan ser cristianos, promuevan la Santidad de la Vida y que te sirvan fielmente, por El mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Oración por las Víctimas del Aborto

Santa María, Madre de Dios y de la Iglesia, Nuestra Señora de Guadalupe, tú fuiste elegida por el Padre para el Hijo a través del Espíritu Santo.

Tú eres la Mujer vestida con el sol a punto de dar a luz a Cristo mientras Satanás, el Dragón Rojo, espera para devorar vorazmente a tu Hijo…

Lo mismo hizo Herodes buscando destruir a tu Hijo, Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, masacrando muchos niños inocentes en su intento.

Lo mismo hace hoy el aborto, matando millones de niños inocentes y explotando a sus madres en su ataque contra la vida y contra la Iglesia, el Cuerpo de Cristo.

Madre de los Inocentes, alabamos a Dios en tí por Sus regalos a tí de tu Inmaculada Concepción, libre de pecado, llena de gracia; tu maternidad de Dios y de la Iglesia, tu Perpetua Virginidad y tu Ascensión al Cielo en cuerpo y espíritu.

Oh Auxilio de los Cristianos, te rogamos protejas todas las madres de los aún no nacidos y a los niños en su vientre. Suplicamos tu ayuda para que se termine este holocausto del aborto.

Santa Madre, rogamos a tu Inmaculado Corazón por todas las madres y todos los niños aún no nacidos para que ellos puedan tener vida aquí en la tierra y por la tan Preciosa Sangre derramada por tu Hijo que puedan tener vida eterna con El en los cielos.

También oramos a tu Inmaculado Corazón por todos los que realizan los abortos y los que los apoyan, para que se conviertan y acepten a tu Hijo, Jesucristo, como su Señor y Salvador. Defiende a todos tus hijos en la batalla contra Satanás y todos los malos espíritus en estos tiempos de oscuridad.

Deseamos que los inocentes niños aún no nacidos y que mueren sin el Bautismo pudieran ser bautizados y salvados. Te pedimos que obtengas esta gracia para ellos y el arrepentimiento, reconciliación y el perdón de Dios para sus padres y sus asesinos.

Que sea revelado una vez más en el mundo el poder del Amor. Que él ponga fin al mal. Que transforme conciencias. Que tu Inmaculado Corazón revele para todos la luz de la esperanza. Que Cristo Rey reine sobre todos nosotros, nuestras familias, ciudades, estados, países y la humanidad completa.

O clemente, O llena de amor, O dulce Virgen María, escucha nuestras plegarias y acepta este clamor desde nuestros corazones!

Nuestra Señora de Guadalupe, Protectora de los aún no nacidos, Ruega por nosotros!

 

“Recen el Santo Rosario para terminar con el aborto”

Oración sincera


un campesino que regresaba del mercado a altas horas de la noche, descubrio  de pronto que no llevaba sonsigo su libro de oraciones. se hallaba en el  medio del bosque y se le habia salido una rueda de su carreta, y el pobre  hombre estaba muy afligido porque no iba a poder recitar sus oraciones.
Entonces se le ocurrio orar del siguiente modo: He cometido una verdadera  estupidez, Señor. He salido de casa esta mañana sin mi libro de oraciones, y  tengo tan poca memeoria que no soy capaz de recitar sin él una sola oracion.  de manera que voy a hacer una cosa: voy a recitar cinco veces el alfabeto  muy despacio, y Tu, que conoces todas las oraciones, puedes juntar las  letras y formar esas oraciones que yo soy incapaz de recordad. Y el Señor  dijo a Sus Angeles: de todas las oraciones que he escuchado hoy, sin duda  alguna, la mejor, porque ha brotado de un corazon sencillo y sincero.

www.lasantabiblia.com.ar

Ángel de la guarda

Ángel de la guarda,

dulce compañía,

no me desampares

ni de noche ni de día.

Si me desamparas,

que será de mí,

ángel de la guarda,

ruega a Dios por mí. 

Jesucito de mi vida,

Tu eres niño como yo

por eso te quiero tanto

que te doy mi corazón,

tómalo…

tómalo…

Tuyo es, mío no.

Amen

A %d blogueros les gusta esto: