Revelaciones privadas

La iglesia permite la interpretacion de revelaciones privadas: “En cuanto a las Revelaciones Privadas, es mejor creer que no creer en ellas; porque si crees, y resultan ser verdaderas, te sentirás feliz de que creíste, porque nuestra Santa Madre lo pidió; y si resultan ser falsas, tu recibes todas las bendiciones como si fueran verdaderas, porque creíste que eran verdad” (Papa Urbano VIII, 1623-44).

El Libro de la Verdad Volumen 1 para descargar

 EL LIBRO DE LA VERDAD
Volumen 1 (español)
La Biblia” El Pueblo de Dios”
Iglesia Católica (español)

Profecias del Fin del Mundo

LA BEATA ANA MARÍA TAIGI (1769-1837)
“Después de purificar al mundo y a su iglesia y de arrancar de cuajo toda la mala hierba, preparaba un renacimiento, milagroso triunfo de su misericordia, y mi mano todopoderosa volverá a imponer el orden ahí donde es impotente el esfuerzo humano”.
“Dios enviará dos castigos: uno en forma de guerras, revoluciones y peligros originados en la tierra; y otro enviado del cielo. Vendrá sobre la tierra una oscuridad intensa que durará tres días y tres noches. Nada será visible y el aire se volverá pestilente y nocivo y dañará, aunque no exclusivamente, a los enemigos de la religión”.
“Durante los tres días de tinieblas la luz artificial será imposible; sólo las velas benditas alumbrarán. Durante estos días de tinieblas los fieles deben permanecer en sus casas rezando el santo rosario y pidiendo a dios misericordia”.  “Millones de hombre morirán por el hierro, unos en guerra, otros en industrias civiles; otro millones perecerán de muerte imprevista. A la prueba le seguirá un renacimiento universal. Este cambio ocurrirá cuando parezca que la iglesia ha perdido los medios humanos de hacer frente a las persecuciones”.
LA VENERABLE ISABEL CANORI-MORA (1774-1825)  en una visión del 25 de marzo de 1816 vio: “A los miserables que cada día con mayor orgullo y desfachatez, de palabra y de obra, con incredulidad y apostasía, van pisoteando la santa religión y la divina ley. Se sirven de las palabras de la sagrada escritura y del evangelio, corrompiendo su verdadero sentido para respaldar, así sus perversas intenciones y sus torcidos principios”.
El 15 de octubre de 1818 tuvo otra visión terrible: “De repente, dice, le fue mostrado el mundo. Lo veía todo en revolución, sin orden ni justicia. Los siete vicios capitales (soberbia, lujuria, ira, envidia, pereza, guía y avaricia) eran llevados en triunfo, y por todas partes se veía reinar la injusticia, el fraude, el libertinaje y toda clase de iniquidades. Vio también sacerdotes despreciando la santa ley de dios y cómo se cubría el cielo de nubes negras; se levantaba un tremendo huracán y en el mayor desconcierto se mataban los hombres unos a otros. En castigo de los soberbios que con impía presunción intentaban demoler la iglesia desde los cimientos, permitía dios a los poderes de las tinieblas abandonar los abismos del infierno . . .”
El triunfo de la iglesia. En 1821 oyó al señor hablar del triunfo de la iglesia, pues ésta saldría renovada de aquellas tormentas, encendida en el primitivo celo de la gloria de dios, y que sería recordada universalmente por los pueblos. Vendrá la reforma de la iglesia . . . “y la restauración de todas las cosas no se verificará sin un profundo trastorno de todo el mundo, de todas las poblaciones”.
 FAUSTINA KOWALSKA (1905-1938) Entre las revelaciones que tuvo se encuentra la siguiente: “Antes de venir como juez, vendré primero como rey de misericordia. Precediendo el día de la justicia, hará una señal en el cielo dada a los hombres. Toda luz será apagada en el firmamento y en la tierra. Entonces aparecerá venida del cielo la señal de la cruz, de cada una de mis llagas de las manas y de los pies saldrán luces que iluminarán la tierra por un momento”
“Quiero a Polonia de una manera especial. Si es fiel y dócil a mi voluntad, la elevaré en poder y santidad, y de ella saltará la chispa que preparará al mundo a mi última venida”. (parece que se refiere al papa Juan Pablo II)
En 1936, el día 25 de marzo, fiesta de la anunciación, se le apareció la santísima virgen y le dijo estas palabras: “Yo di al mundo al redentor y tú tienes que hablarle al mundo acerca de su misericordia y prepararlo para su segunda venida”.
“Este día terrible vendrá, será el día de la justicia, el día de la ira de dios . . . Los ángeles tiemblan al pensar en ese día (…) Habla a las almas de la gran misericordia de dios, mientras haya tiempo. Si te quedas en silencio ahora, serás responsable de la pérdida de un gran número de almas en aquel día terrible. No tengas miedo y sé fiel hasta el fin”.

 

 

TERESA NEUMANN (1898-1942) En 1926 se mostraron por primera vez los estigmas de Cristo crucificado y se dice que hasta lloró lágrimas de sangre, siendo la primera mujer estigmatizada del siglo XX. Se afirma que vivió durante 36 años sin comer ni beber, sólo con la Eucaristía. Atrajo a gran cantidad de visitantes; los Viernes Santos se podía contar hasta 5.000.) “Está próximo a caer sobre el mundo un castigo terrible, que excederá a cuanto haya acontecido en la historia de la humanidad, y que el mismo señor jesucristo lo calificó como un juicio final en miniatura” (1952)

 

VENERABLE P. BERNARDO MARÍA CLAUSI (¿¿¿¿ – 1849)
“. . . Este azote se hará sentir en todo el mundo y será tan terrible que cada uno de los que sobrevivieren se imaginará que será el único que ha quedado libre. Todos se arrepentirán y serán buenos. Este castigo será muy corto, instantáneo, pero terrible. Hasta el principio de las tinieblas, la persecución de los justos por los malos y los impíos será tan grande que habrán de padecer un verdadero martirio. Las cosas vendrán a tal extremo que parecerá imposible humanamente hacer nada y que todo está perdido. Entonces nuestro señor hará un cambio tan notable en un momento, como de la mañana a la noche, que el pondrá todas las cosas en orden. El triunfo de la iglesia vendrá precedido de un gran castigo. Será un nuevo castigo y principalmente contra los impíos, que serán juzgados y castigados. Serán muchos más los que sucumbirán a el que los que se verán libres. Y enseguida vendrá el gran triunfo de la santa iglesia y el reinado del amor fraternal; dichoso aquel que viva en tan venturosos días”.
 SAN VICENTE FERRER (1350-1419)

“Vendrá un tiempo que ninguno lo habrá visto hasta entonces . . . Se producirá un estruendo tan grande, de modo que ni fue ni se espera otro mayor, sino el que se experimente en el juicio Llorará la iglesia . . . Ahora está lejos; pero la tristeza se convertirá en gozo. El rey de reyes y el señor de los señores todo lo purificará y regenerará. La Francia con su orgullo será del todo abatida; los días no distarán; están ya a las puertas. Veréis una señal y no la conoceréis; pero advertid que en aquel tiempo las mujeres vestirán como hombres y se portarán según sus gustos y licenciosamente y los hombres vestirán de mujeres”

 

“En los días de paz que han de venir luego de la desolación de revoluciones y guerras, antes del fin del mundo, los Cristianos se volverán muy tibios en su religión y rehusarán recibir el Sacramento de la Confirmación, diciendo “es un Sacramento innecesario””

REVELACIÓN A MARÍA DE AGREDA

 

Me fue revelado que a través de la intercesión de la madre de dios todas las herejías desaparecerán. La victoria sobre las herejías ha sido reservada por Cristo para su santísima madre.

 

En los últimos tiempos, el señor quiere extender de una manera especial el renombre de su madre. María empezó la salvación, y por su intercesión se completará.

 

Antes de la segunda venida de Cristo, María, más que nunca, debe brillar en misericordia, poderío, y gracia para traer a los incrédulos a la fe católica. El poder de María en los últimos tiempos será muy eminente. Un inusual castigo a la raza humana tendrá lugar hacia el fin de los tiempos.
MARÍA JULIA JAHENNY (1850-1941)

“Vendrán tres días de grandes tinieblas. Las velas de cera bendita iluminarán durante estas tinieblas horrorosas. Una vela durará los tres días, pero en las casas de los impíos no arderán. Durante esos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias. Los rayos y centellas penetrarán en las casas, pero no apagarán la luz de las velas benditas los vientos, tormentas y terremotos”. . .

 

“las tres cuartas partes de la humanidad serán aniquiladas. El castigo será mundial”.

 

“Si, hijos míos, en estos últimos tiempos, aunque todavía ellos están alejados del fin que se llama fin de los fines de la tierra, es decir, el fin de toda existencia mortal, comprendedme bien, en estos últimos tiempos la tierra será testigo de grandes y espectaculares prodigios, sobre todo en el cielo. Habrá manejos impíos, falsos cristos bajo capa de piedad se van introduciendo en la iglesia”.
MADRE ELENA AIELLO (¿¿¿¿ – 1961)
“Después de comenzar los sufrimientos usuales, aproximadamente a la 1:00 de la tarde, Jesús se me apareció cubierto de llagas y de sangre y me dijo: mira, hija mía, como los pecados del mundo me han herido. El mundo se ha sumergido enteramente en la suciedad y desborda corrupción. Los gobiernos de los pueblos se han levantado como demonios encarnados.

 

Mientras hablan de paz, se están preparando para una guerra con armas devastadoras para la destrucción de pueblos y naciones. Los hombres abusan de mi misericordia y han transformado la tierra en una escena de crímenes. Muchos escándalos llevan a las almas a la perdición . . . Especialmente por la corrupción de la juventud. El rezo está casi muerto en los labios de muchos. La voluntad de los hombres ya no cambia. Viven en la obstinación del pecado”.

 

“Se necesita oración y penitencia de mis almas fieles para aplacar la justicia divina, para atemperar la justa sentencia del castigo, que ha sido suspendida en la tierra por la intercesión de mi amada madre, que es también madre de todo el linaje humano. Oh, que triste está mi corazón al ver que los hombres no responden a los muchos llamamientos de mi amor y de dolor, dirigidos por mi amada madre a la humanidad errante. Errado en la oscuridad siguen viviendo en sus pecados y se alejan más de dios; pero el castigo de fuego se acerca para purificar la tierra de las iniquidades de los perversos”.

 

“La justicia de dios exige reparación por las muchas ofensas y crímenes que cubren la tierra y que ya no se pueden comprometer más. Anuncia a la humanidad que deben volver a dios, haciendo penitencia y haciéndolo así tienen esperanza de ser perdonados y salvados de la justa venganza de un dios despreciado”

 

(revelación hecha el 16 de abril de 1954). Un año después tuvo una revelación de la santísima virgen, quien se presentó con un vestido negro y siete espadas atravesando su inmaculado corazón, y le reveló lo siguiente:”Oyeme con atención y revela a todo el mundo: mi corazón está muy triste por los sufrimientos que vendrán sobre el mundo que se bate en una catástrofe inminente. La justicia de dios es ofendida al extremo. Los hombres viven en la obstinación de sus pecados. La ira de dios está muy cerca. Proclama, grita en alta voz, hasta que los sacerdotes de dios oigan mi voz para que avisen a la humanidad de que el castigo está muy cerca. Y si los hombres no vuelven hacia dios con la oración y la penitencia, el mundo será lanzado a una nueva y más terrible guerra”.

 

“Una tempestad de fuego caerá sobre la tierra. Este castigo terrible que nunca se ha visto en la historia de la humanidad durará 70 horas. Los ateos serán aplastados y aniquilados y muchos se perderán porque permanecerán en la obstinación de sus pecados. Entonces se verá el poder de la luz sobre el poder de las tinieblas. No guardes silencio, hija mía, porque las horas de las tinieblas y el abandono se acercan”.

 

“Me inclino sobre el mundo teniendo en suspenso la justicia de dios. De otra manera estas cosas hubieran venido ya sobre la tierra. Oraciones y penitencias son necesarias porque los hombres deben volver a dios y a mi corazón inmaculado, la mediadora entre los hombres y dios, y de esta manera el mundo al menos será salvado en parte. Proclamara, gritando, estas cosas a todos, como si fueras el mismo eco de mi voz. Anuncia esto a todos, porque ayudará a salvar a muchas almas e impedir muchas destrucciones en la iglesia y en el mundo”.

 

Revelación del 7 de enero de 1950: “Cuando en el cielo aparezca una señal extraordinaria, sabed los hombres que está próximo el castigo del mundo (¿el famoso aviso?). Bienaventurados los que en aquellos momentos puedan llamarse verdaderos devotos de María . . . El azote del fuego está próximo y purificará a la tierra de la iniquidad de los malvados. . . La justicia de dios gravita sobre el mundo y la humanidad manchada de fuego será lavada en su propia sangre, enfermedades, hambre, terremotos, naufragios y en la guerra. Algunas naciones serán purificadas, mientras otras desaparecerán completamente. Italia será castigada y purificada por una gran revolución”.

 

El 27 de marzo de 1959, que fue viernes santo, tuvo la siguiente revelación: “Qué de estragos hacen en medio de la juventud y de los niños el pecado de la impureza. La familia cristiana ha dejado de existir. Rogad incansablemente . . . Roma será castigada . . . Rusia se impondrá sobre todas las naciones, de manera especial sobre Italia, y elevará la bandera roja sobre la cúpula de san Pedro; la basílica será rodeada de leones muy feroces”.
PADRE PÍO DE PIETRELCINA (1887-1968)

“Precedido de tormentas, vientos desencadenados y terribles terremotos, que abrirán la tierra y la harán temblar, yo vendré una noche, durante los fríos meses de invierno, a este mundo cargado de pecados: rayos y centellas, salidos de incandescentes nubes, encenderán y reducirán a cenizas todo lo que está contaminado por el pecado. La destrucción será total.

 

El aire envenenado de gases sulfurosos y levantando asfixiantes humaredas, será llevado a grandes distancias por las ráfagas del viento. Las obras levantadas por el hombre con espíritu loco y atrevido de adoración a sí mismo, queriendo demostrar su ilimitado poder, serán aniquiladas. Entonces la raza humana comprenderá que hay una voluntad muy superior a la suya, que destruirá sus vacíos alardes de vanagloria. Rápidamente, cerrar vuestras puertas y ventanas, tapar toda vista del mundo exterior durante el más terrible de los acontecimientos; no profanéis vuestra vista con miradas curiosas porque santa, santa es la ira de dios. La tierra será purificada para vosotros, los restos del fiel rebaño”.

 

 

“Encomendaos a la protección de mi santísima madre; no os desaniméis a pesar de lo que viereis y oyereis; es una ficción del infierno que no os podrá hacer ningún daño. Cobijaos en constantes oraciones bajo la protección de mi cruz e invocar a los ángeles de vuestras almas. Luchad con confianza en mi eterno amor y no dejéis que se levanten en vosotros dudas acerca de vuestra salvación. Cuanto más firme y perseverantemente permanezcais en mi amor, tanto más seguramente os defenderé contra todo daño. Luchad por las almas amadas de mi corazón”.

 

“Perseverad por una noche y un día y por una noche y un día, y a la siguiente noche se calmarán los terrores. . . Al amanecer del próximo día el sol brillará otra vez y su calor y su luz disiparán los horrores de la oscuridad. Aceptad la nueva vida con humilde gratitud. Vividla con sencillez y gratitud en paz y amor, según mi intención. Orad y sacrificaos para que vuestro sacrificio produzca abundantes frutos de bendición y para que florezca una raza nueva que alegre vuestros corazones . . . ”

 

“El mundo os llamará fanáticos, locos y creaturas miserables; amenazarán haceros vacilar en vuestra constancia con su elocuencia engañosa. Y los tramposos intrigantes del infierno intentarán ganaros con sus astutos engaños. Luchad con humildad y silencio; combatir con las almas de las buenas obras; oración, sacrificios y con la convicción interior del deber. Buscad refugio en la madre de la gracia, para que el flagelo inevitable resulte una victoria sobre el infierno y para que mis ángeles puedan dar la bienvenida en las eternas venturas del padre a las ovejas penitentes . . . ”

 

Mensaje tomado de su testamento y hecho distribuir por los sacerdotes franciscanos a todos los grupos de oración católicos en el mundo, ya desde la Navidad de 1990:”La hora del castigo está próxima, pero yo manifestaré mi misericordia. Nuestra época será testigo de un castigo terrible. Mis ángeles se encargarán de exterminar a todos los que se ríen de mí y no creen a mis profetas. Huracanes de fuego serán lanzados por las nubes y se extenderán sobre toda la tierra.  ¿Temporales?, Tempestades, truenos, lluvias ininterrumpidas, terremotos cubrirán la tierra. Por espacio de tres días y tres noches una lluvia ininterrumpida de fuego seguirá entonces, para demostrar que dios es el dueño de la creación.

 

Los que creen y esperan en mi palabra no tendrán nada que temer, porque yo no los abandonaré, lo mismo que los que escuchen mis mensajes. Ningún mal herirá a los que están en estado de gracia y buscan la protección de mi madre.

 

A vosotros, prepararos a esta prueba, quiero dar señales y avisos. La noche será muy fría, surgirá el viento, se harán… Y truenos.  Cerrad todas las puertas y ventanas. No habléis con ninguna persona fuera de la casa. Arrodillaos ante vuestro crucifijo. Arrepentíos de vuestros pecados. Rogad a mi madre, para obtener su protección. No miréis hacia fuera mientras la tierra tiembla, porque el enojo de mi padre es santo. La vista de su ira no la podríais soportar vosotros. Los que no presten atención a esta advertencia, serán abandonados e instantáneamente matados por el furor de la cólera divina.  

 

El viento transportará gases envenenados que se difundirán por toda la tierra.Los que sufran inocentemente serán mártires y entrarán en mi reino.Después de los castigos, los ángeles bajarán del cielo y difundirán el espíritu de paz sobre la tierra.Un sentimiento de inconmensurable gratitud se apoderará de los que sobrevivan a esta terrible prueba.  Rezad piadosamente el rosario, en lo posible en común o solos.

 

Durante estos tres días y tres noches de tinieblas, podrán ser encendidas sólo las velas bendecidas el día de la candelaria (2 de febrero) y darán luz sin consumirse.”

 

A %d blogueros les gusta esto: