NORMAS GENERALES DE ORGANIZACIÓN Y COMPORTAMIENTO

NORMAS GENERALES DE ORGANIZACIÓN Y COMPORTAMIENTO

¿Usted abrió? ¡cierre!
¿Encendió? ¡apague!
¿Desarregló? ¡arregle!
¿Ensució? ¡limpié!
¿Rompió? ¡arregle!
¿No sabe arreglar? ¡llame al que sabe!
Para usar lo que no es suyo, ¡pida permiso!
¿Pidió prestado? ¡devuelva!
¿No sabe cómo funciona? ¡no rompa!
¿Le han dado algo? ¡de las gracias y no desperdicie!
¿Están hablando? ¡no se entrometa!
¿No sabe hacer mejor? ¡no critique!
¿No vino a ayudar? ¡no estorbe!
¿Prometió? ¡cumpla!
¿Falló? ¡asúmalo!
¿Se equivocó? ¡corríjase para la próxima vez!
¿Le preguntaron? ¡responda!
¿Le llamaron la atención? ¡no conteste!
¿Se olvidó o faltó? ¡pida disculpas!
¿No pudo venir? ¡excúsese!
¿Quiere entrar o interrumpir? ¡pida permiso!
¿Quiere pedir? ¡diga “por favor”!
¿Le ayudaron? ¡agradezca!
¿Ofendió a alguien? ¡pida perdón!
¿Lo ofendieron? ¡no se vengue!
¿El otro no sabe? ¡enséñele!
¿Se equivocó? ¡admítalo!
¿El otro se equivocó? ¡no lo acuse!
¿Hay discusión? ¡no entre!
¿El otro se olvidó? ¡recuérdele!
¿Dio su palabra? ¡no falte!
¿Sacó de su lugar? ¡vuelva a ponerlo!
¿Acaba de llegar? ¡salude!
¿Recibió una orden? ¡cumpla!
¿Todavía no le toca? ¡espere!
¿Vio algo fuera de su lugar? ¡vuelva a colocarlo!
¿Está prohibido? ¡no lo haga!
¿Es hora de rezar? ¡rece!
¿Es hora de seriedad? ¡permanezca serio!
¿Es hora de bromear? ¡bromee!

la importancia de hacer adoración al Santísimo

Un sacerdote exorcista de Canadá en una charla explicaba *la importancia de hacer adoración al Santísimo* por lo menos una hora por semana.
Y para las personas que tienen enfermedades fuertes o cosas fuertes en sus familias , el dijo que irse a hacer adoración media hora por día o una hora , no sólo cura , transforma todo. Es lo máximo. El también dijo cual es la mejor forma de hacer adoración…
*Ejemplo:*
*Los primeros 15 minutos* ir frente a Jesús Eucaristía y mostrarnos frente Éll y decirle que venís para amarlo y que quieres dejarte Amar por Él

*Los siguientes 15 minutos*. Darle gracias por todo.
Por la vida
Por el hogar
Por lo que tenemos de comer
Por el trabajo
Por el agua que tenemos para bañarnos. Etc…
Muchos dijo ya no damos gracias porque ya no valoramos lo que tenemos, siempre miramos lo que no tenemos

*Después 15 min de reparación*
Reparando y entregando por nuestros familiares que no lo conocen, no le aman
Reparación por las cosas que están pasando en el mundo
Los abortos, las idolatrías , las matanzas, los adulterios etc…

*Y último las peticiones los último 15 min*
El dio una guía con el tiempo pero no necesariamente tiene que ser esos minutos.
También dijo el que tiene una enfermedad como el cáncer , si va al Santísimo a hacer adoración , no baja de peso, no se le cae el pelo, no tiene dolor fuerte . El dijo en un Santísimo expuesto salen rayos de Jesús y las personas van sanando y liberandose.

*Si tu quieres, lo puedes Compartir* … Para que todos sepan la importancia de la Adoración al Santísimo…
*GLORIA A TI SEÑOR* !!

Coronilla simple de desagravio a María Santísima

🌸 CORONILLA SIMPLE DE DESAGRAVIO A MARIA SANTÍSIMA 🌸

(PARA TODOS LOS DÍAS)
“Ten compasión del corazón de tu Santísima Madre. Éste está cubierto con espinas, con las cuales hombres ingratos lo hieren en cada momento y no hay nadie que las remueva con un acto de reparación.”

🔺 Primer Misterio

Cuenta grande:

Por los ataques contra la Inmaculada Concepción de María.

Cuentas pequeñas:

Ave María (3) Son tres Avemaría por misterio.
Finaliza cada misterio con:

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
🔺 Segundo Misterio

Cuenta grande:

Por los ataques a su Perpetua Virginidad.

Cuentas pequeñas:

Ave María (3)
Finaliza cada misterio con:

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
🔺 Tercer Misterio

Cuenta grande:

Por los ataques a su Divina Maternidad y el rechazo de aceptarla como la Madre de toda la humanidad.

Cuentas pequeñas:

Ave María (3)

Finaliza cada misterio con:

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
🔺 Cuarto Misterio

Cuenta grande:

Por aquellos que procuran infundir en los niños el desprecio, la indiferencia y hasta el odio hacia María Inmaculada.

Cuentas pequeñas:

Ave María (3)

Finaliza cada misterio con:

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
🔺 Quinto Misterio

Cuenta grande:

Por aquellos que la ultrajan directamente con palabras o  imágenes blasfemas y la utilizan en medios de comunicación con burla en contra de la religión católica.

Cuentas pequeñas:

Ave María (3)

Finaliza cada misterio con:

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
Oración al finalizar la coronilla
Oh, Virgen mía, Oh, Madre mía,
yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón
y te consagro mi cuerpo y mi alma,
mis pensamientos y mis acciones.

Quiero ser como tú quieres que sea,
hacer lo que tu quieres que haga.
No temo, pues siempre estas conmigo.
Ayúdame a amar a tu hijo Jesús,
con todo mi corazón y sobre todas las cosas. Amén.

¿Quién es Jesús?

¿Quién es Jesús?
 
Para los ciegos
Jesús es la luz
 
Para el hambriento
Jesús es el pan
 
Para el sediento
Jesús es la fuente
 
Para los muertos
Jesús es la vida
 
Para los enfermos
Jesús es la cura
 
Para el prisionero
Jesús es la libertad
 
Para los que están solos
Jesús es el compañero
 
Para el mentiroso
Jesús es la verdad
 
Para el viajero
Jesús es el camino
 
Para el visitante
Jesús es la puerta
 
Para los sabios
Jesús es la sabiduría
 
Para la medicina
Jesús es el médico de Amor
 
Para el acusado
Jesús es el abogado
 
Para el abogado
Jesús es el juez
 
Para el juez
Jesús es la justicia
 
Para los cansados
Jesús es el alivio
 
Para los temerosos
Jesús es el valor
 
Para el agricultor
Jesús es el árbol que da fruto
 
Para El Constructor
Jesús es la piedra principal
 
Para el jardinero
Jesús es la rosa de Sharon
 
Para el florista
Jesús es el lirio de los valles
 
Para el triste
Jesús es la alegría
 
Para el lector
Jesús es la palabra
 
Para los pobres
Jesús es el tesoro
 
Para el pecador
Jesús es el perdón
 
Para mí… Jesús es TODO!
 
☆☆☆☆☆
Compartir con hermanos en la fe !!!!!!

Del primer mandamiento de la Santa Madre Iglesia

✝ DOCTRINA CRISTIANA

Del primer mandamiento de la Santa Madre Iglesia

477. ¿Qué nos manda el primer mandamiento de la Iglesia: OÍR MISA ENTERA TODOS LOS DOMINGOS Y FIESTAS DE GUARDAR?
R. El primer mandamiento de la Iglesia: Oír Misa entera todos los domingos y fiestas de guardar, nos manda asistir con devoción a la Santa Misa todos los domingos y fiestas de precepto, oyéndola desde el principio al fin.

478. ¿Cuál es la Misa a que la Iglesia desea se asista los domingos y demás fiestas de precepto?
R. La Misa a que la Iglesia desea que, en cuanto sea posible, se asista los domingos y demás fiestas de precepto, es la Misa parroquial.

479. ¿Por qué la Iglesia recomienda a los fieles la asistencia a la Misa parroquial?
R. La Iglesia recomienda a los fieles la asistencia a la Misa parroquial: 1º., para que los de la misma parroquia se unan a rogar con el párroco, que es su cabeza; 2º., para que los feligreses participen con más especialidad del Santo Sacrificio, que se aplica principalmente por ellos; 3º., para que oigan las verdades del Evangelio, que los párrocos tienen obligación de exponer en la Santa Misa, y 4º., para que vengan en conocimiento de las prescripciones y avisos que en dicha Misa se publican.

480. ¿Qué quiere decir DOMÍNICA o DOMINGO?
R. Dominica o Domingo quiere decir día del Señor, o día especialmente consagrado al divino servicio.

481. ¿Por qué en el primer mandamiento de la Iglesia se hace particular mención del domingo?
R. En el primer mandamiento de la Santa Madre Iglesia se hace particular mención del domingo, porque ésta es la fiesta principal entre los cristianos, como el sábado era la fiesta principal entre los judíos, establecida por el mismo Dios.

482. ¿Qué otras fiestas ha instituido la Iglesia?
R. La Iglesia ha instituido además las fiestas de nuestro Señor, de la Santísima Virgen, de los ángeles y de los Santos.

483. ¿Por qué la Iglesia ha instituido otras fiestas de nuestro Señor?
R. La Iglesia ha instituido otras fiestas de nuestro Señor en memoria de sus divinos misterios.

484. ¿Por qué fin han sido instituidas las fiestas de la Santísima Virgen, de los Ángeles y de los Santos?
R. Las fiestas de la Santísima Virgen, de los Ángeles y de los Santos han sido instituidas: 1º., en memoria de las gracias con que Dios los enriqueció, y en agradecimiento a la divina Bondad por habérselas dispensado; 2º., para que nosotros los honremos e imitemos sus ejemplos y ellos nos ayuden con sus oraciones.

El secreto admirable del Santísimo Rosario

Un albigense poseso.

Mientras Santo Domingo predicaba cerca de Carcasona, le presentaron un albigense poseído del demonio. El Santo lo exorcizó en presencia de una gran muchedumbre.

Se cree que estaban presentes más de doce mil personas.

Los demonios que poseían a este infeliz fueron obligados a responder, a pesar suyo, a las preguntas del Santo y confesaron:

1. que eran quince mil los que poseían el cuerpo de aquel miserable, porque había atacado los quince misterios del Rosario;

2. que con el Rosario que Santo Domingo predicaba causaba terror y espanto a todo el infierno, y que era el hombre más odiado por ellos a causa de las almas que les arrebataba con la devoción del Rosario;

3. Revelaron, además, muchos otros particulares.

Santo Domingo arrojó su Rosario al cuello del poseso y les preguntó que de todos los santos del cielo a quien temían más y a quién debían amar y honrar más los mortales.

A esta pregunta, los demonios prorrumpieron en alaridos tan espantosos, que la mayor parte de los oyentes cayó en tierra, sobrecogidos de espanto. Los espíritus malignos, para no responder comenzaron a llorar y lamentarse en forma tan lastimera y conmovedora, que muchos de los presentes empezaron también a llorar movidos por natural compasión. Y decían con voz dolorida por boca del poseso: “¡Domingo! ¡Domingo! ¡Ten piedad de nosotros! ¡Te prometemos no hacerle daño! Tú que tienes tanta santa compasión de los pecadores y miserables: ¡ten piedad de nosotros! ¡Mira cuánto padecemos! ¿Por qué te complaces en aumentar nuestras penas? ¡Conténtate con las que ya padecemos! ¡Misericordia! ¡Misericordia! ¡Misericordia!”

El Santo, sin inmutarse ante las dolientes palabras de los espíritus, les respondió que no dejaría de atormentarlos hasta que hubieran respondido a sus preguntas. Dijéronle los demonios, que responderían pero en secreto y al oído, no ante todo el mundo. Insistió el Santo y les ordenó que hablaran en voz alta. Pero su insistencia fue inútil: los diablos no quisieron decir palabra. Entonces, el Santo se puso de rodillas y elevó a la Santísima Virgen esta plegaria: “¡Oh poderosísima Virgen María! ¡Por virtud de tu salterio y Rosario, ordena a estos enemigos del género humano que respondan a mi pregunta!” Hecha esta oración, salió una llama ardiente de las orejas, nariz y boca del poseso. Los presentes temblaban de espanto, pero ninguno sufrió daño.

Los diablos gritaron entonces: “Domingo, te rogamos por la pasión de Jesucristo y los méritos de su Santísima Madre y de todos los santos, que nos permitas salir de este cuerpo sin decir palabra. Los ángeles, cuando tú lo quieras, te lo revelarán ¿Por qué darnos crédito? No nos atormentes más: ¡ten piedad de nosotros!”

“¡Infelices, son indignos de ser oídos!” –respondió Santo Domingo–. Y arrodillándose elevó esta plegaria a la Santísima Virgen: “Madre dignísima de la Sabiduría, te ruego en favor del pueblo aquí presente. ¡Obliga a estos enemigos tuyos a confesar la plena y auténtica verdad al respecto!”

Había apenas terminado esta oración, cuando vio a su lado a la Santísima Virgen, rodeada de multitud de ángeles, que con una varilla de oro en la mano golpeaba al poseso y le decía: “¡Responde a Domingo, mi servidor!” Nótese que nadie veía ni oía a la Santísima Virgen, fuera de Santo Domingo.

Entonces los demonios comenzaron a gritar: “¡Oh enemiga nuestra! ¡Oh ruina y confusión nuestra! ¿Por qué viniste del cielo a atormentarnos en forma tan cruel? ¿Será preciso que por ti, ¡oh abogada de los pecadores a quienes sacas del infierno!, ¡oh camino seguro del cielo!, seamos obligados –a pesar nuestro– a confesar delante de todos lo que es causa de nuestra confusión y ruina? ¡Ay de nosotros! ¡Maldición a nuestros príncipes de las tinieblas!

“¡Oigan, pues, cristianos! Esta Madre de Cristo es omnipotente y puede impedir que sus siervos caigan en el infierno. Ella, como un sol, disipa las tinieblas de nuestras astutas maquinaciones. Descubre nuestras tentaciones. Nos vemos obligados a confesar que ninguno que persevere en su servicio se condena con nosotros. Un solo suspiro que Ella presente a la Santísima Trinidad vale más que todas las oraciones, votos y deseos de todos los santos. Le tememos más que a todos los bienaventurados juntos y nada podemos contra sus fieles servidores”.

“Tengan también en cuenta que muchos cristianos que la invocan al morir y que deberían condenarse, según las leyes ordinarias, se salvan, gracias a su intercesión. ¡Ah! Si esta Marieta –así la llamaban en su furia– no se hubiera opuesto a nuestros designios y esfuerzos, ¡hace tiempo habríamos derribado y destruido a la Iglesia y precipitado en el error y la infidelidad a todas sus jerarquías! Tenemos que añadir, con mayor claridad y precisión –obligados por la violencia que nos hacen– que nadie que persevere en el rezo del Rosario, se condenará. Porque Ella obtiene para sus fieles devotos la verdadera contrición de los pecados, para que los confiesen y alcancen el perdón e indulgencia de ellos”.

Entonces, santo Domingo hizo rezar el Rosario a todos los asistentes, muy lenta y devotamente. Y, a cada Avemaría que recitaban – ¡cosa sorprendente! – salían del cuerpo del poseso gran multitud de demonios, en forma de carbones encendidos. Cuando salieron todos los demonios y el hereje quedó completamente liberado, la Santísima Virgen dio su bendición ––aunque invisiblemente–– a todo el pueblo, que con ello experimentó sensiblemente gran alegría. Este milagro fue causa de la conversión de muchos herejes que llegaron a ingresar en la cofradía del Santo Rosario

“EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTÍSIMO ROSARIO”

San Luis María Grignion de Montfort

El ayuno y la abstinencia

La disciplina del ayuno y de la abstinencia, según los cánones 1250-1254 del Derecho Canónico Pío-Benedictino de 1917, modificados por el Decreto de la Sagrada Congregación de los Ritos del 16 de septiembre de 1955 y de la Sagrada Congregación del Concilio del 25 de julio de 1957, es la siguiente:

– La ley del ayuno obliga a todos los fieles que han cumplido los 21 años y no han todavía iniciado los 60 años.

– La ley de la abstinencia de carne obliga a todos los fieles a partir de los 7 años cumplidos.

El ayuno consiste en hacer una sola comida al día y dos pequeñas refecciones durante el curso de la jornada (los moralistas cuantifican en 60 gramos a la mañana y 250 gramos a la noche).

La abstinencia prohíbe el uso de carne, de extracto o caldo de carne, pero no de los huevos, de los lacticinios y de cualquier condimento de grasa animal.

Días de abstinencia de carne:

– Todos los viernes del año (menos si caen en una fiesta de precepto).

Días de abstinencia y de ayuno:

-Miércoles de Cenizas.

– Todos los viernes y sábados de Cuaresma.

– El miércoles, el viernes y el sábado de las Cuatro Témporas.

– Las vigilias de Navidad (24 de diciembre), de Pentecostés, de la Inmaculada (7 de diciembre) y de Todos los Santos (31 de octubre).

Días de sólo ayuno sin abstinencia:

– Todos los otros días feriales de Cuaresma (los domingos non hay ayuno).

Pueden no practicar la abstinencia:

– Los pobres que reciben carne como limosna y no tienen otra cosa que comer.

– Los enfermos, los convalecientes, los débiles de estómago, las mujeres que amamantan, las mujeres embarazadas si están débiles.

– Los trabajadores que hacen trabajos más pesados diariamente.

– Esposas., hijos, siervos, todos aquellos que realizan servicios esforzados, y que no pueden tener otra comida suficientemente nutriente.

Pueden no practicar el ayuno:

– Los que ayunarían con grave incómodo: enfermos, convalecientes, débiles nerviosos, mujeres que amamantan o embarazadas.

– Pobres que tienen poca comida a disposición.

– Los que realizan un trabajo que es moralmente y ordinariamente incompatible con el ayuno (ej.: trabajos pesados).

– Los que hacen un trabajo intelectual muy agotador (ej.: estudiantes bajo examen).

– Quienes deben hacer un largo y agotador viaje por un mayor bien o por una obra de piedad más grande si ésta es moralmente incompatible con el ayuno (ej.: asistencia a los enfermos).

Aclaración discipinar: los días de abstinencia no se puede comer más carne que la del pescado de mar o de río y la de anfibios y reptiles. Toda otra carne, extracto de carne o caldo de carne están vedados.

A %d blogueros les gusta esto: